Dani Alves
Dani Alves, sonándose los mocos. ANTENA 3

El PSG-Real Madrid dejó imágenes para el recuerdo en el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Champions League, en el que los blancos consiguieron la clasificación para cuartos gracias a un nuevo triunfo por 1-2 y una buena imagen en el Parque de los Príncipes.

En esta ocasión, el detalle lo aportó el brasileño Dani Alves, que durante todo el partido se encargó de hacer un marcaje personalizado y muy intenso sobre Asensio y Cristiano Ronaldo —uno de los nombres de la noche, que abrió el marcador con un tanto de cabeza—, y fue sobre el portugués sobre el que dejó un gesto imborrable y de mal gusto, al sonarse los mocos y restregárselos en su manga.

Todo ocurrió en la segunda mitad, cuando las cámaras de Antena 3 captaron el instante en el que lateral descargó de mocos su nariz con la mano izquierda para restregárselos en la camiseta al luso.

Finalmente, los blancos se impusieron a todas las adversidades, incluso al tanto de Cavani tras un rebote dentro del área que significó el empate del choque, y sentenció la eliminatoria con el tanto de Casemiro.