Selección española de fútbol
Los jugadores de España celebran un gol ante Bielorrusia en Palma de Mallorca. EFE

"No existe la perfección", asegura el entrenador Jabo Irureta. "Si nos estamos fijando en si alguien tiene un lunar debajo del pie, es que todo va bien", comenta más metafóricamente su colega Juanma Lillo. Los dos defienden así el tiqui taca español, un estilo que últimamente no da sus frutos en forma de goles, ya que la roja ha marcado menos (12) en la fase de clasificación para el Mundial de Brasil 2014 que Bosnia, Israel, Islandia, Irlanda o Polonia.

Hay que jugar muy abiertos y desbordar por ahí", apunta Irureta

Este martes (21.00 h, Telecinco) España recibe en Albacete a Georgia y necesita solo un punto para clasificarse para el Mundial de Brasil 2014 y defender el título conseguido hace cuatro años en Sudáfrica. Cuatro técnicos ofrecen varias alternativas a Del Bosque para desatascar los partidos.

Javier Clemente, actual seleccionador de Libia, reconoce que los rivales cada vez se cierran más contra España. "No queda otra que entrar y abrirles como sea. No hay un método concreto, pero pueden valer los extremos o disparar desde lejos", explica el entrenador de Barakaldo.

"A mí, personalmente, en esas ocasiones me gusta jugar con futbolistas de banda muy abiertos y un delantero centro", dice el Director de la Escuela Municipal de Fútbol de Santander, José Emilio Amavisca. "Es muy importante jugar muy abiertos y desbordar por ahí", recalca Irureta.

Falta un Koeman

Otra opción, los tiros a puerta desde fuera del área, plantea un contratiempo, según Juanma Lillo: "Hay que chutar desde lejos siempre que las condiciones sean las ideales. No tirar por tirar". Amavisca da nombres: "Necesitamos disparar desde lejos, porque es una buena solución cuando estamos espesos, pero no tenemos grandes chutadores desde larga distancia, exceptuando a Xabi Alonso".

No tenemos grandes chutadores, exceptuando a Xabi Alonso", dice Amavisca

Sin embargo, Irureta describe cómo los contricantes de la selección española también tienen está lección aprendida. "Los equipos defienden muy juntos, a veces con dos líneas paralelas de cinco, y sacan la defensa más allá del área grande, con lo que tampoco es fácil porque se necesitaría un lanzamiento con mucha potencia y precisión, como los que hacía Ronald Koeman en su tiempo", puntualiza el técnico irundarra.

Más velocidad de balón

Jabo también reclama a los hombres de Vicente Del Bosque "más velocidad de balón en el último tercio del campo. Debemos evitar tener el balón por tenerlo y buscar el desequilibrio con paredes en corto o en jugadas individuales uno contra uno".

"Sí, es muy importante que el balón corra lo más rápido posible para crear los espacios que no dejan los equipos cuando se encierran tanto", añade Amavisca.

Lillo desea incidir en que "solo nos ha faltado algo de acierto de cara al gol". "No tenemos que cambiar nada. Hemos hecho lo que no ha hecho nadie (encadenar Eurocopa-Mundial-Eurocopa) y lo hemos conseguido jugando bien al fútbol", dice.

Javier Clemente, exseleccionador, concluye desde Trípoli que "Del Bosque tiene un bendito problema. Están a sus órdenes tantos buenos jugadores, que todos podrían ser titulares y tiene que elegir".