Alonso o las dos caras de la verdad

  • El piloto español llega a Malasia alternando versiones sobre la capacidad del R-28.
  • El domingo, tras la carrera se mostró insatisfecho; el martes hablaba de que se podía ser optimista ante la carrera de Malasia.
  • Las previsiones de tormenta auguran otro caos que puede beneficiar al pilotaje del asturiano.
Fernando Alonso pensativo tras la clasificación del GP de Australia.
Fernando Alonso pensativo tras la clasificación del GP de Australia.
20MINUTOS.ES/Agencias

La botella está medio llena o medio vacía en función del medio de comunicación para el que uno hable. En la Fórmula 1 pasa siempre: el cuarto puesto de Fernando Alonso en Australia tiene dos lecturas que el asturiano emplea en función del contexto.

"Si nos estancamos, la paciencia se acaba. En cuanto los coches buenos terminen, nos vamos a llevar un palo", soltó Alonso nada más terminar la carrera. El discurso cambió el lunes, cuando el bicampeón mundial habló para la web de Renault con el Gran Premio de Malasia en el horizonte: "El cuarto puesto demostró que podemos ser optimistas".

Razones tiene Alonso para serlo en Sepang ("Mi circuito favorito", dice el asturiano). Allí ganó dos veces. Allí logró el primer podio de su carrera (2003). Además, hay otro factor que favorece a Alonso: las previsiones de tormenta para el día de la carrera auguran otro caos y habrá que demostrar altas cualidades de pilotaje, y en eso Alonso es el rey.

Sepang es un trazado donde cada piloto puede perder entre cuatro y cinco kilos por el esfuerzo y la temperatura ronda los 40ºC. "Estoy preparado para aguantar todo. Voy a atacar más", avisó Alonso en la página de Renault.

Lo que debe mejorar el Renault

Aerodinámica: El coche no corre lo suficiente en las rectas. Es un problema que el R-28 tiene que solucionar mejorando su aerodinámica. Alerones y algunas partes del chasis deben evolucionar.

Tracción: Un grave problema de tracción en el eje trasero afectó al R-28 en la salida de las curvas de Albert Park.

Potencia: El motor RS27 no genera potencia necesaria para ser competitivo.

Frenos: Hay que mejorar el sistema de frenado para que Alonso pueda estirar más las rectas y apurar las curvas. Pisar el freno antes de tiempo supone una pérdida de varias décimas.

Fiabilidad: De momento, la gran baza de Renault, pero la escudería francesa tiene que analizar por qué Nelsinho Piquet rompió en Australia antes de una hora. El calor de Malasia será un a dura prueba.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento