Alonso
Alonso, en una foto de archivo.

El piloto español Fernando Alonso (ING-Renault) no se mostró preocupado por quedarse lejos de los mejores en la segunda jornada de entrenamientos en el circuito de Hockenheim (Alemania) y aseguró haber "realizado" progresos durante la sesión.

El asturiano firmó el octavo mejor registro del día, a más de un segundo del inglés Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes), aunque quiso calificar el día como "bueno" y positivo para afinar el 'R28' de cara a la carrera que se disputará en este trazado el próximo 20 de julio.

De todos modos, aún hay mucho trabajo por hacer

"Ha sido una buen día de trabajo porque hemos completado muchas vueltas que nos han facilitado mucha información beneficiosa para la próxima carrera", indicó Alonso, que rodó durante un total de 106 vueltas.

El doble campeón del mundo, que también entrenará mañana, afirmó que las condiciones de la pista eran "buenas". "Estaba seca y como el día estaba nublado, había una temperatura constante, algo que siempre es útil en los tests", comentó.

Por ello, Alonso, sexto en el pasado Gran Premio de Gran Bretaña, reconoció que había hecho "algunos progresos" en su monoplaza. "De todos modos, aún hay mucho trabajo por hacer", sentenció.

Por su parte, Christian Silk, uno de los ingenieros de la escudería francesa, cree que fue "un día productivo" y que se consiguieron "resultados interesantes".

"Fernando estaba bastante feliz con el coche, que parece mejor equilibrado en este circuito. También hicimos pruebas de frenos esta mañana y nos centramos en el trabajo del chásis, la puesta a punto del chásis y un poco de pruebas de aerodinámica", subrayó.