Alonso
Fernando Alonso, en una imagen de archivo. EFE

El español Fernando Alonso, perteneciente a McLaren-Honda y doble campeón del mundo de Fórmula 1 —en 2005 y 2006— con Renault, indicó este jueves, en el circuito de Spa-Francorchamps, sede del Gran Premio de Bélgica, que durante las vacaciones no pensó mucho sobre su futuro, algo que hará en septiembre.

"La verdad es que no pensé mucho acerca de mi futuro durante las vacaciones", contestó a Efe el asturiano, que viene de lograr el mejor resultado para McLaren-Honda en lo que va de temporada, al acabar sexto el Gran Premio de Hungría, en el que firmó, además, la vuelta rápida.

"Estuve entrenando en casa (en Asturias) durante la primera parte de mis vacaciones con algo de continuidad, algo que no tenemos nunca durante el mes de julio, en el que hay cuatro carreras", manifestó Alonso, con 32 victorias el tercer piloto más laureado de la parrilla, a pesar de las tres temporadas para el olvido que lleva en McLaren.

Me queda una semana de paz y libertad"Luego estuve en Grecia (en Mykonos) ya de vacaciones propiamente dichas. Y no pensé mucho acerca de mi futuro", indicó Alonso este jueves en el circuito de Spa-Francorchamps durante su rueda de prensa con los medios escritos, encuentro en el que, como es habitual, se expresa en inglés.

"Dije siempre que en septiembre me pondría a pensar en ello. Estamos a 24 de agosto, así que me queda una semana de paz y libertad", respondió el campeón español, que indicó que "no" sintió "ninguna presión" por parte de su equipo ni por la renovación de su compañero belga Stoffel Vandoorne, hecha pública el miércoles; ni por las declaraciones del inglés Lando Norris, su piloto de desarrollo, que indicó que su futuro dependería "de la decisión" que tome Alonso.

"Para McLaren, Stoffel es una pieza clave, así que han tomado la decisión correcta al renovarlo", indicó Fernando, que respecto a las declaraciones del alemán Nico Rosberg —retirado cinco días después de proclamarse campeón mundial, el año pasado— en las que afirmaba que no aguantaría una situación similar a la suya, explicó que "no tiene ningún sentido explotar".

"Lo que yo haga el año que viene dependerá fundamentalmente del potencial que pueda tener el coche del año que viene", indicó Alonso, en referencia indirecta a una hipotética renovación o no con la escudería de Woking.

El asturiano explicó que comparte todo tipo de pensamientos o inquietudes con su equipo y que el equipo hace lo mismo con él. "Obviamente, lo que hablamos es confidencial, pero ellos comparten conmigo todos sus pensamientos y los pasos que dan. Y yo también comparto con ellos los míos", afirmó.

"Ahora afrontamos dos fines de semana muy difíciles, aquí en Spa y en Monza —sede del Gran Premio de Italia, la próxima semana—. Son los circuitos que requieren la mayor potencia de todo el calendario, seguramente, por lo que sabemos lo difícil que será, tanto para Stoffel como para mí, sumar puntos en estas dos carreras", indicó.

He vivido muchas situaciones diferentes en estos últimos tres años"Aquí en Bélgica dicen que puede haber condiciones variables, así que habrá que intentar aprovechar todas las oportunidades posibles que se presenten. Fue lo mismo el año pasado, cuando salí último. Luego hubo una bandera roja y de repente era cuarto".

"Sé que van a hacer todo lo que está en sus manos para mejorar todo lo que se pueda. La gente aquí tiene fe. He estado aquí tres años y he vivido muchas situaciones diferentes. El primer año fue complicado, con muchísimos problemas. El segundo hicimos un buen avance, creo, siendo un coche de mitad de parrilla en la mayoría de las carreras", explicó.

"Creo en el trabajo de todo el mundo. No estamos sacando resultados por debajo de lo esperado porque haya un grupo de personas que así lo desee. Todos ponen su cien por cien. Unas veces sale; y otras no. Pero yo siempre intentaré ayudar al equipo", afirmó Alonso.