Fernando Alonso y Lewis Hamilton planean en secreto sus estrategias de cara al Gran Premio de Italia, que se disputa el domingo en Monza.

Pese a compartir box en los entrenamientos, ninguno de los dos quiere dar pistas al otro porque ambos saben que la victoria en Italia puede estar en sus manos.

Los últimos ensayos realizados la semana pasada en ese circuito, el más rápido del Mundial, demostraron que los McLaren son casi un segundo más veloces que los Ferrari. Alonso consiguió, además, un mejor tiempo (1:23:155) que Hamilton (1:23:454) en esos tests.

La prueba italiana será la primera de las cinco carreras que restan para concluir el Mundial y el asturiano debe comenzar a recortar los cinco puntos que le separan de su compañero inglés.