Fernando Alonso
Fernando Alonso, durante su entrevista. (Telecinco)

Alonso sigue preparando la temporada. Tras los entrenamientos en el circuito de Cheste, la semana pasada, ahora está entrenando con el nuevo McLaren en el trazado de Jerez.

Allí concedió una entrevista a Telecinco, con su inseparable Antonio Lobato, y comentó que su coche "no está ni mucho menos listo para llegar a Australia y los días se están acabando".

"O sea, que esperemos que en Barcelona, la semana que viene, y en Bahrein, sobre todo con dos semanas de entrenamientos allí, lo podamos poner a punto", aseguró el piloto asturiano.

"Espero que sea el último empujón porque aún queda mucho. Aunque hayamos sido rápidos, el coche no está todavía para ganar".

El coche no está ni mucho menos listo para llegar a Australia


 

¿Qué es lo que más te gusta de McLaren?, le pregunta el presentador de la Fórmula 1 en Telecinco. Entre muchas risas, antes y después, Alonso le espeta "los colores" con su personal ironía.

También le preguntan si se equivoca cuando va a los boxes y confunde Renault y McLaren. Pero no. "Estoy más cómodo. Todo es más cómodo en McLaren", afirma el piloto español.

Hablando de rivales, Lobato le indica que dé un titular para cada escudería.

Renault irá a peor en la temporada, como casi siempre


 

¿Ferrari? "Irá muy bien".

¿Renault? "Empezará muy bien el año y luego irá a peor". ¿Como casi siempre?, le insiste el periodista. "Sí, un poco como casi siempre", responde sin pelos en la lengua y con una amplia sonrisa Alonso.

Acerca de Honda, Alonso ha explicado que no les ve tan fuertes como ellos dicen y ha calificado a BMW-Sauber como "la gran sorpresa".

Críticas a Jerez por la afluencia de público

Asimismo, el bicampeón mundial se lamenta de la avalancha de público que sufre cada día en el 'paddock': "Me agrada el seguimiento que está haciendo la afición española durante la pretemporada, pero McLaren se está planteando no volver a Jerez porque el circuito deja pasar demasiada gente al 'paddock'. Se les ha ido de las manos y sería una pena que no pudiesen venir a entrenar a España por no cuidar las formas".