Fernando Alonso
Fernando Alonso corre para resguardarse de la lluvia en el paddock de Montmeló. EFE

.El piloto de McLaren Fernando Alonso le ha puesto al mal tiempo buena cara y ha bromeado con el simbólico primer puesto que ha logrado esta mañana en Montmeló, en la tercera jornada de test de la pretemporada de Fórmula 1.

El circuito catalán ha amanecido completamente nevado y la jornada de entrenamientos se ha retrasado hasta que, con ayuda de la lluvia, la pista se ha limpiado y al mediodía los pilotos han tenido luz verde para iniciar la sesión.

Alonso ha sido el más valiente al ser el primero en sacar su monoplaza de boxes, a las 13.13 horas, para dar una vuelta de instalación y probar el asfalto mojado con neumáticos de lluvia extrema. La temperatura no superaba los dos grados.

El piloto español ni siquiera ha marcado un crono, pero en la tabla de tiempos figuraba en lo más alto, momento que ha aprovechado para bromear en su cuenta de Twitter:

"El coche está funcionando bien sobre la nieve hasta el momento. P1 en la sesión de la mañana", ha escrito junto al símbolo del pulgar alzado.

Más allá de esta anécdota, la tercera jornada de pruebas en el circuito de Montmeló ha sido totalmente improductiva para las escuderías debido a las pésimas condiciones del asfalto: muy frío y con agua.

A pesar de todo, Alonso ha sido el piloto que más vueltas ha completado, alcanzado la decena, y el único que ha terminado la jornada marcando un crono: 2:18.545.