Fernando Alonso
Fernando Alonso sonríe en Bahrein. Felix Heyder / EFE

Fernando Alonso, pese a declararse satisfecho, no pudo ocultar cierto aire de resignación tras atender a los micrófonos de La Sexta al concluir el GP de Bahrein de Fórmula 1, donde quedó octavo.

"Estamos contentos, un punto es menos que nada, hay que ir a tope, mejorar y sumar más puntos", comenzó, para admitir que el funcionamiento del polémico KERS no es del todo idóneo: "Ha servido en algunos momentos, pero en otros no".

Anuncia, además, que introducirán "nuevas piezas" para la próxima carrera, pero "no espera grandes cambios". Por último, no dudó en reconocer que "Brawn están por delante del resto". 

Lewis Hamilton, piloto de McLaren y cuarto clasificado en la carrera, declaró que había sido una prueba dura, donde sus rivales del podio "tenían el doble de fuerza" y donde lamentó "no haber podido correr algo más rápido".