Eto'o y Carlos García pugnan por un balón
Eto'o y Carlos García pugnan por un balón (EFE). Carlos Barba / EFE

El Barcelona se volvió a condenar a sí mismo. No se trata de restarle mérito al Almería, que lo tuvo, y mucho, sino de ratificar que los azulgrana son incapaces de recortarle ventaja al Real Madrid por mucho que tropiecen los blancos. Por lo menos en esta Liga. El Barça podía haberse colocado a cinco puntos de los de Schuster y se quedó finalmene a siete.

Los goles de Bojan y Eto’o apretaron un poco más la competición durante algunos minutos, pero el conjunto de Frank Rijkaard pagó muy cara su debilidad en la jugadas a balón parado. La estrategia del estudioso Unay Emery fulminó a la zaga culé, que en el minuto 70 perdió a Milito después de ver su segunda tarjeta amarilla.

En el primer tiempo fue Pulido el que destapó las vergüenzas por alto de los azulgrana, que vieron como Uche a cinco minutos de final se la jugaba de nuevo.

Un punto en tres partidos

Tras su paso por Almería queda una sensación: que el Barcelona no puede con todo y que ha elegido concentrarse en la Liga de Campeones. Sólo así se explica al Barcelona que se vio en Almería: apático por momentos, despistado en defensa, falto de concentración en ataque; ausente casi.

Y la Liga se le escapa a los azulgrana: en los últimos tres partidos ha sumado un solo punto. Así no se puede ganar el campeonato de la regularidad.

Ficha técnica:

2.- Almería: Diego Alves; López Rekarte, Pulido (Iriney, m.80), Carlos García, Mané; Juanito; Felipe Melo, Corona; Juanma Ortiz (José Ortiz, m.63,) Crusat (Kalu Uche, m.80) y Álvaro Negredo.

2.- Barcelona: Valdés; Puyol, Milito, Thuram, Abidal, Edmilson (Henri, m.53), Xavi, Gudjonssen (Víctor Sánchez, m.92+), Bojan (Silviño, m.74), Eto'o e Iniesta,

Goles: 0-1, m.16: Bojan. 1-1, m.32: Pulido. 1-2, m.56: Eto'o. 2-2, m.86: Uche. Arbitro: Rubinos Pérez (Comité Madrileño). Amonestó a los visitantes Pujol, Gudjonssen e Iniesta. Expulsó al visitante Milito por doble amarilla (m.71).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima octava jornada de Primera división disputado en el estadio de los Juegos Mediterráneos ante 18.605 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del miembro del Comité Técnico de Arbitros Vicente Acebedo.