Marina Alabau
La windsurfista Marina Alabau, en una imagen de archivo. (MARÍA MUIÑA/MOVISTAR) MARÍA MUIÑA/MOVISTAR

Líder mundial de su categoría ¿cuesta mantenerse ahí?

Bastante, hay mucho nivel y hay que entrenar duro.

No ha podido revalidar su título en la Semana Olímpica de Francia, pese a ser la favorita ¿qué ha pasado?

Ha habido condiciones de muy poco viento, a pesar de haber quedado quinta estoy muy contenta porque, estando en mi peor condición, he estado adelante. Este campeonato no era importante y me ha valido para medir mi nivel con poco viento.

Su compañera Blanca Manchón fue subcampeona ¿es un buen momento del windsurf femenino español?

Sin duda, estamos considerados como el país más fuerte.

Y ahora el Mundial de Cascais, muy importante para clasificarse para Pekín 2008... ¿cómo se ve para esta competición?

Me voy bastante bien, estoy muy preparada. Mañana me voy a entrenar allí 20 días para conocer mejor el sitio.

¿Cuántas posibilidades ve de estar en los Juegos Olímpicos? ¿Es su sueño?

Mi sueño no es solo ir a los Juegos, sino sacar una medalla de oro. Me voy con muchas posibilidades.

Es sevillana pero vive en Tarifa, y creo que viaja mucho buscando buen tiempo para entrenarse... ¿cómo afecta tanto ajetreo a su vida?

Es a lo único que me dedico. Cuanto más ajetreo más entretenida es mi vida. Me encanta viajar y disfruto mucho con ello.

¿Y a sus relaciones personales?

La mayoría de mis amigos son de este mundillo. Mi novio (Iván Pastor) forma parte del equipo preolímpico conmigo, viajamos y competimos siempre juntos, nos ayudamos mucho mutuamente.

¿Cómo empezó en el windsurf? ¿Tiene "antecedentes" familiares en los deportes de vela?

No tengo antecedentes, empecé haciendo un cursillo de optimist en verano y después continué en Sevilla. Al año me pasé a tabla e iba todos los fines de semana al Cádiz a entrenar.

¿Cómo lleva su familia esta pasión tuya?

Están todos muy contentos porque me dedico a lo que mas me gusta. Mi hermana pequeña, de 10 años, sigue mis pasos. Lo único malo es que nos vemos poco.

¿Qué mantiene vivo su gusto por este deporte?

El deporte en si me encanta, pero el windsurf me tiene enganchada. Me gusta viajar, la playa, los campeonatos se suelen celebrar en sitios bonitos...

¿Es un deporte muy duro? ¿qué es lo que más sufre?

Es duro, porque al ser un deporte olímpico hay mucha competencia. Pero cuando más sufro es en los aeropuertos. Como siempre llevamos mucho sobrepeso, te tienes que pelear durante horas para que no te cobren una barbaridad. Se pasa realmente mal.

La gente piensa en los windsurfistas como personas de espíritu libre, que disfrutan de la naturaleza, el sol, la vida... ¿se identifica con este perfil?

Me identifico totalmente. Me encanta la playa, el mar y todo lo anterior, pero muchas veces acabo un poco harta sol...

¿Hay mucha competitividad en este deporte o el ambiente es más bien de amistad?

Las dos cosas.

Dejó los estudios por el windsurf... ¿piensa retomarlos en algún momento?

Igual en un futuro, pero por ahora estudiar no esta en mi mente.

Cuénteme alguna anécdota que le haya sucedido haciendo windsurf.

En un campeonato en Bilbao, navegando bastante alejados de tierra, escuche como una bomba. Bastante asustada, miré para todos lados y pensé "¿que pinta una bomba aquí en medio?". Lo volví a escuchar y vi una mancha enorme. Mire para arriba pensando que podía ser alguna maniobra militar, pero no había nada (tenia 13 años y son cosas que se te pasan rápido por la cabeza). De repente, miré hacia abajo y ví como algo parecido a un submarino pasando por mi lado, y pensé "como esto empiece a subir, ¿qué va a ser de mí?". Al final era una ballena de 7 metros.

¿Gasta más en crema para el sol o en trajes de neopreno/bañadores?

En crema, porque los trajes me los da mi sponsor.

Su lugar favorito para navegar.

Brasil y Tarifa.

¿Y para vivir?

Tarifa.

¿A qué otras cosas te gusta dedicar tu tiempo?

Surfear, montar en bici, leer y viajar.