Una técnica muy utilizada. El Valencia ha decidido que sus jugadores se sometan a una terapia que utiliza el agua del mar como complemento alimenticio y que ya practican otros clubes de fútbol y de otras disciplinas, así como deportistas individuales.

El agua del mar ha disparado su consumo para estos fines por las propiedades benéficas que tiene para el organismo, ya sea ingerida o aplicada. Su consumo no puede realizarse por vía oral a partir del agua que se encuentra cerca de las playas, sino que debe recogerse allí donde la riqueza mineral y la pureza del océano se ajustan a determinados parámetros.

Habrá que esperar para comprobar los efectos del agua en un Valencia que sigue lanzado en la lucha por el título. «Tenemos opciones», declaró Joaquín,  que certificó con su gol la victoria ante el Mallorca.