Fuenlabrada-Estudiantes
El jugador del Fuenlabrada Ramos (23) entra a canasta ante la mirada de varios jugadores de Estudiantes. EFE

Intenso duelo el que enfrentó a Fuenlabrada y Estudiantes en el Fernando Martín (sigue aquí las estadísticas), en el que el Fuenlabrada protagonizó una de las victorias más trabajadas de la temporada.

Estudiantes desaprovechó una ventaja de diez puntos en el marcador al comienzo del último cuarto, en el que brillaron con luz propia Saúl Blanco, Brad Oleson y Kris Valters, estos dos últimos, letales desde la línea de tres puntos.

Saúl Blanco, Brad Oleson y Kris Valters brillaron con luz propia

Dos pérdidas de balón consecutivas de Estudiantes, supusieron la remontada del equipo local, que forzó la prórroga gracias a un canasta de dos puntos de Saúl Blanco sobre la bocina (74-74).

En el tiempo extra, los de Luis Casimiro decayeron y fueron claramente superado por los de Luis Guill, que terminaron sumando una victoria importantísima en sus aspiraciones de entrar en los puestos de play-off.

El Joventut, tercero tras arrollar al Bruesa (106-70)

El Joventut encontró en un flojo Bruesa un rival propicio para reencontrarse con su juego, olvidar la decepción copera y sumar un triunfo (106-70) que le permite situarse en la tercera posición de la Liga ACB.

El equipo local dominó desde el salto inicial gracias a la superioridad de Jerome Moiso y Hernández-Sonseca sobre los pivotes donostiarras (16-7, min. 8). El Bruesa reaccionó gracias a Uriz y Sánchez y se acercó en el marcador (20-16, min. 10) pero, a 4 segundos del final del cuarto, Ricky Rubio sacó una falta desde 6,25 que permitió a los catalanes acabar el cuarto siete arriba (23-16).

El Bruesa aguantó, pero el partido quedó resuelto al descanso (56-36) tras dos triples de Bogdanovic y Mallet. El Bruesa, de la mano de Lou Roe, sacó el orgullo para evitar que el Joventut consiguiera una diferencia de escándalo, pero su intento se vino abajo en el último período.

El Bruesa no pudo hacer nada ante el Joventut de Ricky Rubio
El enésimo mate de Moiso puso la máxima diferencia en el marcador (77-51, min. 29) hasta ese instante.  Los locales brindaron un buen espectáculo a sus aficionados en el último período y no dieron respiro a su rival. Ricky Rubio dirigió al equipo con acierto y dos triples suyos dejaron el definitivo 106-70 en el marcador.

Unicaja sale de la depresión con un triunfo en Valencia

El Unicaja, tocado anímicamente tras las recientes decepciones en la Copa del Rey y la Euroliga, consiguió un ajustado triunfo ante el Pamesa, con el que restaña su confianza y acrecienta las dudas de su rival (79-83).

Durante el primer cuarto, las alternativas en el marcador fueron constantes. Sin embargo, el equipo entrenado por Aíto García Renenses, daba muestras de estar mejor plantado. Sin embargo, todo cambió en el segundo cuarto. El juego del Pamesa mejoró, dominó el rebote defensivo y afinó su puntería desde la línea de 6,25, lo que le permitió conseguir un parcial de 26-12 para llegar con una cómoda renta al descanso.

El Pamesa de las dos caras dio la de cal tras el descanso

Pero el verdadero detonante de la reacción local fue Vule Avdalovic. Neven Spahija confió al base serbio la dirección del equipo y este respondió a la confianza con unos minutos magistrales y 15 puntos.

Sin embargo, el Pamesa de las dos caras dio la de arena tras el descanso, al saltar a la cancha con una alarmante falta de recursos ofensivos que dio alas a su rival. Unicaja elevó la intensidad y extendió la presión a toda la cancha para, en poco más de cuatro minutos, darle la vuelta al marcador y ponerse por delante gracias al acierto anotador de Ndong (48-49, min. 25).

La salida a la pista de Matt Nielsen dio consistencia al juego interior del Pamesa y equilibró las fuerzas. La tónica se repitió al comienzo del último cuarto. Unicaja mantuvo su agresividad y el Pamesa se quedó sin argumentos de juego para plantarle cara, pero aun hubo tiempo para un emocionante final de partido.

Dos triples consecutivos de Kuqo y Williams, más dos tiros libres convertidos por Avdalovic y un tiro de campo de Pietrus culminaron un parcial de 10-0 e hicieron renacer la en el equipo local la esperanza en la remontada (73-75, min. 39).

Sin embargo, a pesar del 76-79 que los locales pusieron en el marcador a falta de 44 segundos tras una recuperación que culminó Williams, el Unicaja mantuvo la templanza y no desperdició los tiros libres de los que dispuso para cerrar el choque.

Loren Woods marcó la diferencia en la victoria del CAI

CAI Zaragoza y ViveMenorca (83-70) se jugaban la vida en la capital aragonesa y fueron los zaragozanos los que consiguieron anotarse la victoria en la que fue decisivo el recién llegado Loren Woods.

Con un doble-doble, 15 puntos y 11 rebotes, y a pesar de llevar solo cinco días en la capital aragonesa y de estar casi dos meses parado, el estadounidense Loren Woods dio un giro radical a un equipo rojillo en el que todos estuvieron por encima de su rendimiento de las jornadas anteriores.

El Murcia logró un triunfo agónico

El Murcia, liderado por un inconmensurable Lamont Barnes y un certero Pedro Robles, consiguió una agónica victoria (78-75) frente al Granada que le permite dar un paso más al frente en su objetivo de lograr la permanencia al tiempo que aleja al equipo andaluz de los puestos de las eliminatorias por el título. El choque, igualado durante todo el encuentro, se decidió en los últimos segundos.