El técnico del Atlético de Madrid, Abel Resino, quiso subrayar en Stamford Bridge, tras la derrota por 4-0 de su equipo ante el Chelsea, que sus hombres habían tenido "como mínimo" las mismas ocasiones que su rival y aseguró que no se plantea abandonar porque es "un luchador".

Sobre este resultado, que complica muchísimo la situación de los "rojiblancos" dentro del grupo D de la Liga de Campeones, reconoció que era "duro" pero observó que ésta era "la cara amarga del fútbol".

Lejos de mostrarse negativo, subrayó que sus hombres habían tenido "como mínimo, las mismas ocasiones que el Chelsea". Además, Resino afirmó que él no quería "buscar culpables", sino que su trabajo consistía en "buscar soluciones".

Hemos tenido las mismas acciones que el ChelseaCon respecto a la preocupante posición del Atlético en el torneo europeo, el técnico español indicó que le "preocupaba" más "recuperar el grupo de cara a competir en la Liga" y, a este respecto, también reconoció que "la confianza decrece cuando las cosas no salen".

Sobre el rendimiento de los jugadores en el feudo londinense recordó que el equipo había empezado bien, había tenido ocasiones de gol "y lógicamente el Chelsea ha aprovechado". Pero destacó que su formación no dejó de "intentarlo" y que lo más importante en estas circunstancias era "estar tranquilos y seguir trabajando. No hay otra para darle la vuelta a todo esto".

Lo cierto es que Abel prefirió extraer lecciones positivas de la derrota y recordó que "hasta el último segundo el equipo ha intentado conseguir algún gol y eso significa que el equipo está vivo".

"Lo fácil es abandonar"

En cuanto a su situación personal, rechazó cualquier posibilidad de abandonar e indicó que él era un "luchador" y que los luchadores nunca abandonan. "Eso es para la gente mediocre. Yo lucharé hasta el final", aseguró.

Además, comentó que "ahora lo más fácil es abandonar, hacer comentarios fáciles" pero que "la cara amarga del fútbol es que hay que darle la vuelta".