Tensión máxima en el derbi juvenil: Arbeloa y Torres se enzarzan, el colchonero le empuja y pierde los papeles con un aficionado

  • El derbi juvenil madrileño en la Copa de Campeones terminó en tangana y caos absoluto en Valdebebas.
  • El técnico atlético se encaró con la grada al irse expulsado: "Vente ahí arriba ahora, payaso".
No contento con irse expulsado tras empujar a Álvaro Arbeloa en unas protestas en las que no llevaba razón, mientras se marchaba a la caseta, Fernando Torres se encaró también con la afición madridista.
Arbeloa y Torres se enzarzan y después el entrenador atlético se encara con un aficionado.
TWITTER
No contento con irse expulsado tras empujar a Álvaro Arbeloa en unas protestas en las que no llevaba razón, mientras se marchaba a la caseta, Fernando Torres se encaró también con la afición madridista.
Arbeloa y Torres se enzarzan y después el entrenador atlético, tras ser expulsado, se encara con un aficionado.
WOCHIT

La rivalidad entre Real Madrid y Atlético de Madrid siempre ha sido encarnizada, pero la tensión entre los equipos vecinos viene escalando enormemente en los últimos tiempos, desde que decidieron romper el pacto de caballeros para no ficharse jugadores ni pescar en sus respectivas cantera, hasta rebasar los límites de la violencia.

Aún así, no se recuerda un suceso como el de hoy entre los dos clubes, y menos en categoría juvenil, donde dar ejemplo es vital para la formación de los chavales. En el marco de la Copa de Campeones, en los cuartos de final, el Madrid ganó 0-2 el derbi en la ida pero iba perdiendo 0-2 en la vuelta en Valdebebas, hasta que se desató el caos. 

El encuentro se dirigió a la prórroga, y la victoria de los merengues tras empatar 2-2 el partido provocó la lamentable reacción de Fernando Torres y sus pupilos. El de Fuenlabrada había estado protestando airadamente tras el segundo tanto de los locales, y acabó expulsado tras empujar repetidamente a Álvaro Arbeloa, su homólogo y campeón del mundo con España junto al 'Niño' en 2010.

El conflicto lo originó la jugada de ese segundo gol que suponía el 4-2 para los blancos. Todo inició con un chaval del Madrid tirado en el suelo, doliéndose por una entrada que el árbitro no señaló. Ni el colegiado ni el Atleti estimaron oportuno parar el juego o echar el balón fuera, y la jugada siguió su curso. Sin embargo, recuperó el Madrid y logró el gol a la contra, lo que hizo reaccionar de esa forma a Torres.

No contento con irse expulsado tras empujar a Arbeloa en unas protestas en las que no llevaba razón, mientras se marchaba a la caseta, Torres se encaró también con la afición madridista. Es cierto que recibe ciertos comentarios fuera de lugar por parte de la grada, pero su respuesta está totalmente injustificada y es innecesaria, porque siempre se espera mucho más de un profesional como él y más a estos niveles.

"Vente ahí arriba ahora, payaso", le espetó el ex internacional a uno de los energúmenos que le estuvo increpando desde la tribuna. Muy mal ejemplo el del señor que le ataca verbalmente, pero peor aún para los chavales la reacción de uno de sus mayores ídolos y de su entrenador, frustrado también por sus tres últimas derrotas frente al juvenil madridista.

Como colofón al despropósito, incluso los chavales del Atleti, todos todavía menores de edad, siguieron el ejemplo de su entrenador y fueron en busca de sus rivales para confrontarlos. No se llegó a producir ninguna pelea más allá de algunos empujones, pero desde luego podría haberse lamentado incluso alguna desgracia por no impedir un comportamiento así.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento