El férreo muro defensivo del Barça vale una Liga: tan solo nueve goles en contra, el mejor registro de Europa

Ronald Araujo, pieza clave en la defensa del Barça.
Ronald Araujo, pieza clave en la defensa del Barça.
Ricardo Larreina
Ronald Araujo, pieza clave en la defensa del Barça.

El Barça de Xavi prepara ya la celebración del título de Liga. Ocho jornadas restan para el final, pero se prevé, por la diferencia de once puntos con el Madrid, que los blaugrana canten antes el alirón por un título que le debe todo a su sistema defensivo. Con tan solo nueve goles en contra en 30 partidos - el mejor dato de las cinco grandes Ligas-, el equipo avanza impasible hacia la conquista de un nuevo título que bien puede significar el inicio de una nueva era.

La portería a cero lograda el pasado sábado ante el Atlético fue la número 23 de todo el curso, las mismas que firmó el Barça campeón de Luis Enrique en la temporada 2014/15. Solo Real Madrid (4 entre la ida y la vuelta), la Real Sociedad (1), Osasuna (1), Espanyol (1), Betis (1) y Almería (1), han sido capaces de penetrar el cerrojo del Barça en la competición doméstica, un dato tan sorprendente como explicativo del sistema elaborado por Xavi para afianzar la solidez en la zona defensiva.

En estos registros tiene mucho que ver Ter Stegen con su promedio de dos paradas por encuentro. El alemán se encuentra en el mejor momento de forma de su carrera, una afirmación respaldada por los datos: registra un 87% de acierto en las atajadas, también la mayor cifra de las cinco grandes Ligas.

Pero ni mucho menos es todo mérito del cancerbero, respaldado siempre por el buen hacer de los cuatro zagueros habituales en el esquema del Barça: Koundé, Araujo, Balde y Christensen.

El francés, llegado del Sevilla es un valor seguro siempre, también en el rol de lateral al que ha logrado adaptarse progresivamente. También fue un acierto la llegada de Christensen desde el Chelsea, pues pese al lastre de las lesiones, ha completado una adaptación fugaz a la Liga española con el fiable apoyo de Marcos Alonso durante sus periodos de baja.

A las dos incorporaciones hay que sumar a Araujo y Balde, dos joyas que emanaron de la cantera quemando etapas a marchas forzadas hasta consolidarse como referentes en el primer equipo. El barcelonismo respira tranquilo con los relevos de Piqué y Jordi Alba.

El Barça tiene a tiro dos récords del impenetrable Chelsea de Mourinho del curso 2004/2005, el de menos goles encajados (15) y el de más porterías a cero (25). Y si los blaugrana han llegado al final de temporada con esa opción es también por el despliegue defensivo coral, donde juegan un papel clave las 71 recuperaciones conjuntas entre De Jong, Gavi y Busquets.

Con nueve goles anotados menos que el Real Madrid, los culés han hecho de la defensa su seña de identidad y el arma con el que dominarlos a todos dentro de nuestras fronteras. Un modelo defensivo que vale una Liga y que, aplicado en Champions el próximo año, podría ser la llave para volver a reinar en Europa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento