La polémica de la eliminación de Uruguay acaba con un Giménez desquiciado: golpeó a un empleado de la FIFA al protestar al árbitro

El momento en el que José María Giménez golpea a un empleado de la FIFA.
El momento en el que José María Giménez golpea a un empleado de la FIFA.
CAPTURA FOX

La eliminación de Uruguay este viernes estuvo cargada de polémica en el estadio Al Janoub, con dos posibles penaltis a favor de los charrúas que el colegiado Daniel Siebert no señaló. Las decisiones del árbitro encendieron, sobre todo, a José María Giménez, que ahora podría jugarse una dura sanción de la FIFA por sus acciones tras el pitido final.

La Celeste estuvo a punto de clasificarse para octavos de final tras vencer a Ghana 2-0, pero la victoria de Corea del Sur ante Portugal y la diferencia de goles evitaron su pase. Por eso, la selección sudamericana consideró que había sido perjudicado en el choque por las penas máximas que pudieron caer de su lado, que habrían supuesto su pase a la siguiente ronda de haberse anotado, y que el juez no concedió.

Una vez escuchó el pitido final, Giménez persiguió al árbitro increpándole y protestando por sus decisiones junto a varios compañeros mientras Siebert ya hacía su camino hacia el túnel de vestuarios.

En las imágenes, se aprecia al zaguero quejándose al colegiado e intentando apartar a otros internacionales uruguayos. En cierto momento, con ellos delante, sin poder alcanzar al árbitro, eleva el codo e impacta en la parte trasera de la cabeza de una persona ataviada con el traje de la FIFA y acreditación. 

El defensa del Atlético de Madrid también fue grabado por las cámaras de la FIFA muy enfadado: "¡Manga de ladrones! Son todos una manga de ladrones estos hijos de puta!", gritaba mientras un miembro del cuerpo técnico de la selección uruguaya intentaba detenerle.

La FIFA abrirá ahora un procedimiento disciplinario que analizará el hecho y determinará si hay o no sanción al futbolista.

Las acciones por las que los charrúas se produjeron en el minuto 57 y en el 90 del encuentro, y podrían haber su puesto su clasificación a octavos. En la primera, Darwin Núñez conduce el balón en el interior del área cuando un defensa ghanés, ya superado por el delantero, mete la pierna desde atrás y termina zancadilleando al atacante, mientras que en la segunda es Edinson Cavani quien recibe una patada en la parte de atrás de la pierna y cae derribado dentro del área. La primera fue revisada por el VAR y por el árbitro en el monitor, aunque rechazó que fuera pena máxima.

El ariete del Valencia también se marchó muy enfadado del terreno de juego y le pegó un puñetazo a la pantalla del VAR en su entrada al túnel de vestuarios que terminó con el monitor en el suelo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento