El Barça renuncia a la Liga: batacazo ante el Cádiz en el Camp Nou

Imagen del partido del Cádiz en casa del FC Barcelona.
Imagen del partido del Cádiz en casa del FC Barcelona.
EFE
El Barcelona perdió este lunes contra El Cádiz (0-1) y tras el encuentro Xavi Hernández admitía que ya dicen adiós a la Liga.
Atlas

El Barça presentó su renuncia a luchar por la Liga con una inesperada derrota ante el Cádiz (0-1) que le deja a 15 puntos del liderato –con un partido menos– y la sensación de haber dejado pasar el tren para seguir metiendo presión al Real Madrid. El serio partido de los gaditanos cortocircuitó a los azulgranas, que huérfanos de Pedri fueron incapaces de marcar un solo gol. El tanto de Lucas Pérez castigó el mal partido de los de Xavi.

Salieron los azulgranas al campo como si no hubiera demasiado en juego, como si la victoria madridista del día anterior hubiera acabado con sus esperanzas de seguir luchando por la Liga. Solamente Dembélé era capaz de crear peligro ante un Cádiz bien plantado en el campo, defendiendo con orden y animándose incluso a tener el balón en algunos tramos, avisando con un par de llegadas peligrosas al área culé.

El Barça tomó el mando mediada la primera parte, pero sin ideas, aferrado únicamente a una genialidad de Dembélé en sus constantes uno contra uno contra Espino, siempre apoyado por varios compañeros. Un remate alto de Alba fue el exiguo bagaje en una primera hora insípida y de mal juego de los de Xavi.

Esperaba el Cádiz su ocasión y la tuvo. Vaya si la tuvo. Rubén Sobrino le ganó la espalda a la defensa local por la derecha y su pase de la muerte encontró Lucas Pérez. El gallego, solo pese a la presión de Dest llegando desde atrás, falló lo inexplicable.

La respuesta fue, cómo no, de Dembélé. Un eslalon suyo dejó a dos rivales atrás y su remate, raso, se encontró con una gran mano de Ledesma.

La segunda parte comenzó con una buena jugada de Depay, pero el que golpeó fue el Cádiz. Un balón colgado por Álex Fernández fue suficiente para crear el pánico en el área blaugrana. Sobrino remató en dos ocasiones a bocajarro, Ter Stegen hizo dos milagros, pero a la tercera Lucas Pérez no perdonó.

Los números de Xavi con el Barça: ¿el peor entrenador blaugrana en 20 años? (WOCHIT)

Lo intentó el Barça con más ganas que fútbol, de nuevo con Dembélé al frente, pero la más clara fue gaditana. Alejo ganó la banda derecha, una autopista toda la noche, y Álex Fernández, solo, remató fuera pegado al palo.

Xavi Hernández activó su plan B, con Adama Traoré y Luuk de Jong al campo. Sus intenciones estaban claras y no tardó el neerlandés en avisar con un remate de cabeza marca de la casa que Ledesma atajó con apuros.

Desde entonces, fue un quiero y no puedo blaugrana. Lo intentó por la banda derecha con insistencia Adama, pero sin éxito, y un gran disparo de Eric García fue la mejor ocasión, pero se encontró de nuevo con el poco ortodoxo portero Ledesma. El Cádiz aguantó y se llevó una merecida victoria del Camp Nou que aleja y mucho al Barça de la lucha por la Liga.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento