Javier Imbroda, el único seleccionador español que ha conseguido ganar a Estados Unidos

Javier Imbroda, durante su trayectoria como seleccionador nacional.
Javier Imbroda, durante su trayectoria como seleccionador nacional.
Twitter

Aunque Javier Imbroda estaba ligado recientemente al mundo de la política en la actualidad, desempeñando el puesto de consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, el nombre de este melillense siempre ha ido unido al mundo del baloncesto. Su figura ha estado unida a los banquillos españoles, incluido el de la selección nacional, con la que ganó la medalla de bronce en el Eurobasket 2001.

La trayectoria de Javier Imbroda como entrenador tuvo Málaga como principal escenario. Comenzó en el Maristas (1984-1992) y, una vez que se fusionó con el Caja de Ronda, acabó en el icónico Unicaja (1992-1998). Estuvo 14 años al mando del banquillo malagueño, para posteriormente cambiar de aires y convertirse en el técnico del Caja San Fernando (1998-2001), Real Madrid (2002-2003), Grupo Capitol Valladolid (2006-2008) y Vive Menorca (2009). En las Islas Baleares puso final a una carrera en la que también hizo las veces de seleccionador español, hasta su llegada a Madrid, donde se volvió incompatible mantener ambos puestos.

Una vez retirado de los banquillos, Imbroda aparece en sexto lugar en la lista de entrenadores con más partidos ACB a sus espaldas, con un total de 605 encuentros dirigidos durante 17 temporadas. 

Entre sus logros está un subcampeonato de la Liga ACB 1994-95 con el Unicaja, así como los subcampeonatos de la liga y Copa del Rey de la temporada 1998-99 con el Caja San Fernando.

Dejando huella en la selección española

A nivel internacional, Imbroda fue entrenador asistente de la selección de Lituania que se llevó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Posteriormente, en 1995, se convirtió en ayudante de Lolo Sáinz en la selección española y formó parte de la medalla de plata conseguida en el Eurobasket de 1999. El salto al puesto de entrenador jefe del combinado nacional lo dio en 2001. 

Estuvo sólo dos años al mando del equipo español, pero se encargó de escribir su nombre en la historia de la Selección al conseguir la medalla de bronce en el Eurobasket de 2001 y un quinto puesto en el Mundial de Indianápolis de 2002, llevándose el premio de vencer a Estados Unidos en su propia casa. Algo que todavía no ha conseguido ningún otro seleccionador español.

Más allá del baloncesto

Javier Imbroda sufrió un gran revés en 2017, al diagnosticársele un cáncer de próstata. Sin embargo, el melillense encontró la forma de sobreponerse a él y lo superó. Una situación que le llevó a querer compartir su experiencia en diferentes círculos deportivos.

Siempre con la intención de tender una mano a los demás, el exentrenador creó la Fundación Javier Imbroda, dirigida a niños con problemas de inclusión y con el deporte como herramienta de integración. Lo hizo por su cuenta, sin subvenciones públicas ni ayudas del Estado.

Más recientemente, se pasó a la política, y asumió el cargo de consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía. Su experiencia anterior como parte de un equipo de gobierno dirigido por el PP le permitió hacer una transición cómoda y mantenerse ligado al deporte como forma de trabajo, hasta que hace unos meses reapareció el cáncer al que había ganado la batalla años atrás.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento