Sandor Martín tiene su propio documental sobre el mejor momento de su carrera: "The American Dream"

Sandor Martín protagoniza 'The American Dream'.
Sandor Martín protagoniza 'The American Dream'.
DAZN

El sábado 26 de marzo se estrena en DAZN el documental The American Dream, en el que el boxeador español Sandor Martín recuerda su histórica victoria del pasado 17 de octubre en Fresno, California, ante el cuatro veces campeón del mundo Mikey García. Este contenido exclusivo ofrece anécdotas e historias desconocidas hasta ahora y recoge los testimonios del propio púgil barcelonés, su entrenador Rafa Martín, el segundo preparador Rafa Valle, el periodista Jaime Ugarte, el exboxeador Jero García y Eddie Hearn, presidente de Matchroom.

Sandor rememora en el documental cómo se gestó un combate que cambió su historia y la del boxeo español: “Recuerdo que a mitad de agosto nos llamaron y nos dijeron ‘tenemos algo muy importante que ofreceros’. Nos reunimos y nos comentaron que había la posibilidad de pelear con Mikey García, que si nos interesaba la pelea”. Sin embargo, tal y como reconoce Rafa Martín, la primera respuesta ante el ofrecimiento no fue del todo positiva: “La primera reacción ante la oferta fue decir que no, evidentemente. Mikey García, con 4 semanas, te viene justo. Pero luego dices ‘es la oportunidad que hemos estado esperando durante tiempo’”. Pese a la talla del rival propuesto, Sandor reconoce que no tuvo dudas: “Rafa me dijo ‘¿cómo lo ves?’. Me paré un segundo a pensar y dije ‘Cógelo. Le voy a ganar’”.

Aunque la pelea acabó con una victoria de Sandor frente a García, el español afirma que tiene una espina clavada: “Lo que más me puede fastidiar de este combate es que ganara a Mikey García y no fuera por la oportunidad de un título mundial, porque bien podría ser un campeonato del mundo. Y después de la pelea, eso ha sido lo que más me ha fastidiado”.

De bailar en la habitación a un ambiente hostil

En The American Dream, Sandor Martin recalca que ya tenía buenas sensaciones antes del combate: “Me levanté el día del combate y estaba en un estado de ‘flow’ y de tranquilidad increíble. Estás delante de uno de los días más importantes de tu vida y te da todo igual. ¿Tan bien has hecho las cosas? ¿Tan bien has hecho los deberes? Recuerdo que estuve por la habitación, moviéndome, bailando en calzoncillos, y hubo un momento en el que puse los pies encima de la cama, puse la almohada en el suelo y estaba tumbado en el suelo escuchando Hombres G. Realmente, eran momentos de felicidad y de no ser consciente de lo que iba a pasar”.

Uno de los momentos más especiales para los boxeadores es la salida al cuadrilátero, y aunque el público local mostró claramente su favoritismo hacia García, Sandor admite que no se asustó: “Recuerdo que en aquel momento, toda la gente que había alrededor me empezó a decir de todo. Empezaron a abuchearme, a decirme que me iba a comer, que aquello era Estados Unidos, California, Mikey García… Empezaron ‘Mikey, Mikey, Mikey…’. Salí al ring muy tranquilo, muy concienciado, muy convencido. Sabía que esa era mi noche y fui al ring a disfrutar lo que estaba pasando”.

Estrategia y momentos clave

Sandor revela que tenía muy clara la táctica a seguir en los primeros ‘rounds’: “Yo no iba con un ‘Plan A’, yo iba con el abecedario entero. Me podía adaptar a cualquier situación que Mikey García plantease a partir de ahí”. Para el púgil catalán, en el tercer ‘round’ se comenzaron a vivir momentos clave: “Entramos al tercer round y Mikey García ya iba en un modo un poco más agresivo, intensificaba las acciones. En aquel momento, en el ring, recuerdo que conectó bien, pero yo mantuve el tipo y contesté y me ofrecí a conectar y asimilé bien la situación. Mikey García claro que tenía preocupación, estaba incómodo, fallón, estaba fallando golpes, pero no era porque no estuviese haciendo lo suyo, era porque yo estaba haciendo lo mío. Y él no me conseguía descifrar. Y no lo iba a conseguir”.

Y ya en el último ‘round’, Sandor afirma que se la jugó por completo con el objetivo de llevarse la victoria: “Fuimos al último ‘round’ y ahí ya sí, me solté un poquito la correa. Recuerdo que empezamos a tirar más golpes, empezamos a moverlo, a llevarlo donde nosotros queríamos. Me iban cantando los tiempos, lo empecé a caminar y me lo empecé a llevar hacia mi esquina. Y dije ‘ahora viene la traca final’. Dejé que me metiese en las cuerdas y cuando vinieron los últimos 10 segundos, dije ‘es el momento. Pam, pam, pam, pam, pam’”.

Proclamado ganador

El boxeador español también revela cómo vivió el momento en el que le nombraron ganador: “Cuando dijeron ‘¡El orgullo de Barcelona!’, yo en mi cabeza pensé ‘pues aquí hay 8.000 personas y de Barcelona solo soy yo. Acabo de ganar’. Me puse a botar como un loco y lo único que sentía era como ‘lo hemos hecho’. Y hemos conseguido lo que muy poca gente se esperaba”.

El triunfo ante Mikey García sin duda ha puesto a Sandor en la primera línea mundial del boxeo. Sin embargo, el púgil tiene claro su objetivo principal: “En 2022 quiero ser campeón del mundo. Es el objetivo que me queda por cumplir dentro de este deporte. Yo creo que ya estoy listo para pelear por el título. Lo he demostrado, he derrotado a Mikey García, que es un futuro Hall of Fame y campeón del mundo en varias divisiones diferentes. Tengo 39 victorias y solo 2 derrotas. Creo que es un récord más que suficiente para hacer un mundial con cualquier boxeador de talla mundial, de clase A. Cuando eso pase, habré conseguido todo lo que yo deseaba desde niño”.

Antes de que llegue esa lucha por el cetro mundial, Sandor Martín tiene un combate ya confirmado contra el mexicano José Félix, que tendrá lugar el 1 de abril en el Palau Olímpic Vall d’Hebron de Barcelona. La velada será ofrecida en directo y bajo demanda en DAZN y se pone en juego el título internacional de peso superligero de la AMB.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento