Obi Toppin gana el concurso de mates más mediocre de los últimos All-Star: no hubo ningún 50 y dejó caras de aburridos

Obi Toppin, durante el concurso de mates del All Star 2022
Obi Toppin, durante el concurso de mates del All Star 2022
EFE

Hace ya años que el formato del concurso de mates del All Star lleva siendo señalado. Bien porque los jugadores ya no arriesgan, bien porque se han perdido grandes especialistas en esta suerte del baloncesto, lo cierto es que el de 2022 ha dejado un regusto muy amargo entre los aficionados a la pelota naranja.

El estadounidense Obi Toppin se convirtió en el tercer jugador de New York Knicks (Nate Robinson y Kenny Walker fueron los otros dos) en proclamarse campeón de este concurso, al superar al mexicano Juan Toscano Anderson, de Golden State Warriors. Los jueces consideraron sus canastas como la mejor, si bien no fue excepcional: los legendarios Dominique Wilkins (dos veces ganador de este concurso, en 1985 y 1990), Isaiah Thomas, Clyde Drexler, David Robinson, Julius 'Dr. J' Erving le concedieron 45 y 47 puntos (tuvo que hacer dos intentos) en sus mates en la final. 

El primero consistió en un lanzamiento al tablero, recogerlo, pasarlo entre las piernas y clavar en el aro con gran fuerza. El segundo, pasar el balón bajo sus piernas, tocar el tablero y convertir el mate con una superioridad letal. Más que suficientes para superar a Anderson, que falló estrepitosamente en sus intentos y dejó su homenaje a México (llevaba su dorsal y su nombre con los colores de la bandera del país azteca) muy por debajo de lo esperado.

La sensación generalizada fue que este había sido un pobre concurso de mates. Periodistas como Skip Bayless, de Fox Sports, lo calificaron directamente como "el peor de la historia" y algunos usuarios se hicieron eco de la reacción de una leyenda como Shaquille O'Neal. La cara de aburrido del 'Artículo 34' lo resume a la perfección.

El español Gonzalo Vázquez, periodista de referencia mundial en la información sobre la NBA en castellano, tiene claro el problema: el formato. Pocos tiradores, poco premio y una falta clara de apertura a otros especialistas en mates han hecho que a lo largo de los años se vaya devaluando uno de los puntos fuertes del fin de semana de las estrellas. 

Para el autor de (entre otros) '101 historias NBA. Relatos de gloria y tragedia (Baloncesto para leer)' (Ediciones JC, 2013), la solución para encontrar un mate que revolucione la historia de este concurso es modificar sustancialmente el mecanismo del concurso.

En cuanto al concurso de triples, Karl Anthony Towns, de Minnesota Timberwolves, triunfó con récord de puntos en la final (29) con una sobresaliente actuación. Towns superó a Trae Young, de Atlanta Hawks, y a Luke Kennard, de Los Ángeles Clippers.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento