Tiger Woods, feliz por volver a jugar pero con los pies en la tierra: "No tengo la resistencia que me gustaría tener"

Tiger Woods en su retorno a los campos.
Tiger Woods en su retorno a los campos.
DPA vía Europa Press

El golfista estadounidense Tiger Woods reconoció que fue una "maravilla" volver a jugar al golf, después del accidente de trafico que sufrió en febrero y que le provocó graves lesiones en las piernas.

"Nos divertimos mucho. Queríamos mantener una tarjeta limpia. Lo pasamos muy bien, fue una maravilla y nos divertimos mucho, como el año pasado", indicó Tiger Woods a los periodistas tras su participación en el PNC Championship.

Woods jugó en el torneo junto a su hijo Charlie, de 12 años, que demostró tener desparpajo y buena técnica este fin de semana. El ganador de 15 Majors dejó ver algunos destellos de brillantez, aunque se le vio cansando por momentos.

"Estoy cansado. No estoy en forma. Si no tienes la resistencia, comienzas a disminuir la velocidad. Como les expliqué en las Bahamas, no tengo resistencia. No he jugado. ¿Esta es, qué, mi cuarta, quinta competición en todo el año? No tengo ninguna resistencia", admitió Woods.

"Estoy empezando a volver a intentar jugar de nuevo, así que no tengo la resistencia que me gustaría tener. Desafortunadamente, a veces la sensación no coincide con la velocidad o el tiro que estoy haciendo. La pelota no está volando tan lejos como a mí me gusta o estoy acostumbrado", afirmó Woods antes de comenzar su primer torneo después del accidente.

El estadounidense aseguró que su swing ya no es "tan poderoso". "Simplemente no tengo la velocidad. No puedo generar la velocidad a la que estoy acostumbrado, y ya sabes, el cuerpo no es lo que solía ser antes", afirmó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento