Chema Menéndez, el creador del torneo de tenis 'vintage' que rendirá tributo a Lilí Álvarez: "Es una mujer olvidada"

La tenista Lili Álvarez, primera finalista española del torneo de Wimbledon.
La tenista Lili Álvarez, primera finalista española del torneo de Wimbledon.
EFE/Editorial Corona Borealis.
Chema Menéndez y la tenista Lili Álvarez.
20Minutos

Chema Menéndez es una de esas personas capaces de mover montañas para alcanzar sus metas, un luchador incansable que con ambición ha conseguido cumplir el sueño de su padre y organizar un homenaje muy especial a una de las mujeres más importantes de la historia de España, Lilí Álvarez.

El sábado 23 de octubre las pistas de la Federación de Tenis de Madrid acogerán un campeonato que hará las delicias de los más nostálgicos del deporte de la raqueta, pues los participantes volverán al pasado disputando un campeonato en el que es obligatorio vestir completamente de blanco y empuñar una raqueta de madera. Este es el resultado del gran trabajo de Chema, que bajo su lema 'no pain no gain' (Sin dolor no hay recompensa), ha conseguido poner la semilla a una nueva -y a la vez antigua- manera de saborear el tenis.

El nostálgico certamen cuenta con el apoyo de un mítico jugador español -Pato Clavet- que venció a algunos de los más grandes del circuito, y con muchas sorpresas que el protagonista de esta iniciativa, con el que hemos podido conversar, se reserva, aunque dejando espacio a la imaginación de los aficionados de todos los niveles que participarán en el torneo.

Chema Menéndez posa con dos raquetas de su colección
Chema Menéndez posa con dos raquetas de su colección.
Jorge Paris

¿De dónde nace esta idea del Torneo Vintage?

El origen es hacer un homenaje a Lilí Álvarez, una persona que no está suficientemente reconocida en este país. En el tenis de esa época estaba considerada como una jugadora de nivel como Suzanne Lenglen, llegó tres veces a la final de Wimbledon, ganó tres veces el torneo de Mónaco, ganó Roma, Buenos Aires, Río de Janeiro, fue campeona de España. 

Eso en el tenis, pero es que luego en automovilismo ganó el campeonato de Catalunya de 1924 donde todos eran hombres y en el esquí también hizo sus pinitos ganando un campeonato de España que le acabaron quitando por defender los derechos de las mujeres. Es una mujer olvidada en todos los ámbitos y pensé que este torneo vintage podía servir para que hoy se hable de Lilí alvarez, y efectivamente se está empezando a hablar de ella.

Todos los torneos tienen una pista dedicada a Nadal o a Manolo Santana, ¿Por qué ninguna a Lilí Álvarez?

Es lo que yo reivindico, hace poco estaba jugando un torneo y el club tenía una pista hasta Conchita Martínez, que por supuesto se la merece, también he visto en otros torneo pistas con el nombre de Arantxa Sánchez Vicario, por supuesto que sí, pero lo que no he visto es una pista Lilí Álvarez y eso es lo que hay que conseguir con esto, que el mundo del tenis la haga suya y sea tan nombrada como los demás porque ella fue quien verdaderamente abrió el mundo del tenis a los españoles y eso es único. También fue la primera mujer olímpica junto con Rosa Torras en 1924, tiene un abanico tan grande… fue la primera mujer que se puso pantalones jugando al tenis, la primera que se puso a luchar por los derechos de las mujeres en pleno franquismo y también a nivel intelectual, tenía publicados más de quince libros de temas muy diferentes.

La tenista Lili Álvarez, primera finalista española del torneo de Wimbledon.
La tenista Lili Álvarez, primera finalista española del torneo de Wimbledon.
EFE/Editorial Corona Borealis.

¿Cómo llega hasta la figura de Lilí, a sus descendientes?​

Como decía mi abuelo al final todo está en los libros, yo tengo la historia del tenis español en un tomo maravilloso que habla de Lilí y que me hizo ver una cosa en la que no había caído, que su segundo apellido es López-Chicheri. Se me encendió una bombillita cuando pensé que podía tener algo que ver con un viejo compañero que estudió conmigo en el Liceo francés de Madrid hace 40 años, busqué por internet, di con su empresa y le llamé. Al final resultó que sí, que era uno de los descendientes de Lilí, me puso en contacto su sobrino nieto que lleva todo el tema y me empezaron a pasar fotos e informaciones inéditas que son las que estoy publicando en las redes del torneo.

¿Cuál será el formato de este torneo homenaje?

El torneo está teniendo muy buena aceptación, mi intención era hacer grupos por niveles, y ya tenemos los suficientes inscritos para poder hacerlo. Habrá cinco niveles, partiendo de un nivel cero para gente que nunca había jugado al tenis en su vida pero que por querer rendir tributo a Lilí Álvarez va a jugar este torneo, algo que me parece maravilloso. Además un nivel iniciación, un nivel intermedio, un nivel superior y un nivel top porque también vamos a tener jugadores muy buenos.

¿Ha tenido facilidades para impulsar una iniciativa como esta?

Yo estoy intentando conseguir más patrocinadores. Tenemos la tienda Wimbledon 1978 desde un primer momento dijeron un sí rotundo, ellos son enamorados del tenis de antaño. Estoy intentando tantear otros patrocinadores y veremos a ver que tal se da.

¿Ha habido grandes figuras que hayan dado voz a este torneo?

He tenido el apoyo de Leticia Costas, que es una de nuestras grandes jugadoras y que también está un poco olvidada, algo que no sé cómo es posible cuando tiene un bagaje de 23 finales ITF. Ella fue la primera, grabamos un partidillo y una entrevista y para mí fue un sueño hecho realidad porque jugar con una deportista de su calidad me hizo sentir una gran ilusión, como un niño con sus zapatos nuevos. Hoy he podido cumplir otro sueño más, poder jugar con Francisco Clavet, a quién le pedí que fuese el padrino del torneo porque creo que se necesitaba la figura de un tenista de su talla para darle un poco más de publicidad al evento. Pato es uno de nuestros más grandes tenistas, con un saber hacer, una elegancia, un trabajo y un currículum detrás que lo convierten para mí en un referente como tenista y como persona.

¿Cómo consigue que Pato Clavet apoye este homenaje?

Yo le sigo en las redes y de vez en cuando hablamos, entonces como vi esa cercanía un día le mandé un mensaje y le dije que me hacía muchísima ilusión que fuera el padrino porque la figura de Lilí merece un referente como padrino, me contestó con un sí rotundo y ya lo podemos anunciar oficialmente.

Chema Menéndez posa con Francisco Clavet, padrino del Torneo Vintage
Chema Menéndez posa con Francisco Clavet, padrino del Torneo Vintage. 
Chema Menéndez

¿Va a haber sorpresas en este torneo? ¿Se puede desvelar alguna?

Va a haber muchas sorpresas, vamos por pasos porque estamos peleando para conseguirlas. Pero sí, sobre todo enfocadas en los trofeos, ya hemos publicado fotos de los de subcampeones que son muy bonitos. Ahora estamos preparando los de los campeones de cada grupo que van a ser hechos a mano, y luego un artista nos ha preparado uno especial, una obra de arte vintage. Va a ser el único torneo de tenis que va a tener un trofeo creado para la ocasión.

¿Cuál es el futuro de esta iniciativa, se espera que siga creciendo?

Como dicen los americanos “no limits my friend... no limits” (no hay límites amigo...no hay límites). Esto va a expandirse, es una iniciativa que empieza con este homenaje, pero ya se ha puesto en contacto conmigo gente de otros países como Argentina, Uruguay y Reino Unido para establecer una especie de liga internacional. Mi intención es con el amigo argentino hacer una liga iberoamericana de tenis vintage en la que cada país organice dos o tres torneo al año, que los jugadores puedan viajar y puedan participar y que se dispute todos los años.

¿Cómo se le ocurre competir en torneos con estas raquetas vintage?

La verdad es que yo había dejado el tenis durante muchos años, soy entrenador personal, y aunque he jugado intermitentemente a lo largo de mi vida lo había abandonado por completo. Entonces en diciembre falleció mi padre, que me ayudó bastante cuando me inicié en el tenis, me compró esta raqueta (la enseña), la Donnay Pro Borg que entonces era la mejor y sigue siendo tan buena que sigo jugando con ella habitualmente. Al final me decidí en mi carrera por el culturismo, pero nunca olvidé que me dijo que le hubiera gustado que yo hubiera ganado algún trofeo en tenis, entonces cuando murió pues me puse a ello para rendirle tributo. Volví a jugar con la Donnay torneos habituales y con otras raquetas vintage que tengo, entonces todo me empezó a venir a la cabeza, las raquetas de madera, Lilí Álvarez y un día se me encendió la bombillita y dije pues venga Lilí Álvarez torneo vintage y así lo junto todo.

Chema Menéndez durante un partido con raqueta vintage
Chema Menéndez durante un partido con raqueta vintage
Jorge Paris

¿Qué le dice la gente cuando salta a competir a un torneo con este tipo de raquetas y además gana?

Tengo que aguantarme la risa porque muchas veces hay gente que es muy expresiva, ver la cara que pone cuando ven que sacas una raqueta vintage... se quedan así como asustados y claro, yo voy a lo mío y alucinan. He jugado incluso algún torneo de una liga amateur, una vez llevé una raqueta de Jimmy Connors, porque tengo una colección y voy cambiando, y el organizador de torneo se quedó muy alucinado. Pero está bien, demuestra que estas raquetas están construidas con mucha calidad y te duran toda la vida y yo sigo jugando con ellas y me encuentro supercómodo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento