Un ultrafondista se choca con una valla en plena carrera... y se queda a 11 segundos del récord del mundo

El ultrafondista Jim Walmsley
El ultrafondista Jim Walmsley
TW: @walmsleyruns

El sueño de Jim Walmsley de ser el corredor más rápido de la historia en 100 kilómetros se ha esfumado por unos pocos segundos. El ultrafondista americano se quedó a las puertas de batir el récord del mundo del japonés Nao Kazami en esta disciplina, en la prueba de ultra trail organizada por Hoka One One el pasado sábado en Phoenix.

Walmsley tenía que completar un circuito de diez kilómetros, acompañado de otros 24 corredores, para batir un récord que parecía alcanzable después de que hubiese hecho lo propio con los 80 km. Sin embargo, en esta ocasión se quedó con la miel en los labios después de un final dramático.

La carrera se le comenzó a complicar al estadounidense después de que a mitad de esta tuviera un accidente chocando contra una valla que le causó un corte en el hombro izquierdo del cual se resintió. Llegados al kilómetro 80, donde Walmsley se podía medir con él mismo y su marca récord en esta distancia, arrastraba 5 minutos de retraso con la mencionada plusmarca.

Sin embargo, protagonizó una impresionante remontada en los 15 kilómetros siguientes ya que cruzó la línea de los 95 kilómetros a ritmo de récord, con 27 segundos de ventaja con respecto a la marca de Kazami. 

Desafortunadamente, en los kilómetros finales su bajón fue notable, en una recta final eterna y sin liebres, y terminó cruzando la línea de meta en 6 horas, 9 minutos y 25 segundos, once más que el nipón, a un ritmo de 3 minutos y 42 segundos el kilómetro.

El sabor de la amargura se ve reflejado en su reacción al llegar a meta y darse cuenta de lo cerca que estuvo de lograr el objetivo de batir el récord. Un duro golpe de realidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento