Bertens termina su partido en silla de ruedas y su rival enloquece: "¡A tomar por culo!"

Kiki Bertens, saliendo en silla de ruedas del partido
Kiki Bertens, saliendo en silla de ruedas del partido
Captura de pantalla

La holandesa Kiki Bertens ha protagonizado la victoria épica de la jornada de Roland Garros después de imponerse en 3 horas y 11 minutos a la jugadora italiana Sara Errani. Un disputadísimo encuentro que terminó 7-6(5), 3-6 y 9-7 con hasta 24 breaks y mucha polémica.

Mayormente por parte de Bertens, a la que se vio con serios problemas para aguantar el ritmo en el tercer set y que tuvo que detener en algún momento el encuentro para recuperar el tono. Motivo por el que Errani mostró más de una sonrisa irónica, pero este no fue la mayor muestra de enfado de la italiana.

Al finalizar el encuentro y confirmarse su dolorosa derrota, se marchó de manera poco deportiva sin saludar a su rival y directamente cogió su bolsa para dirigirse a los vestuarios. Además, cuando ya encaraba el túnel, le dedicó a su rival un sonoro "va fanculo" ("vete a tomar por culo").

Por su parte, Bertens, más preocupada por su estado físico que por otra cosa, se echó a llorar nada más llegar a su asiento por la tensión del encuentro y el dolor que le causaban los calambres. De hecho, la holandesa terminó dejando la pista en silla de ruedas ante su imposibilidad de hacerlo por su propio pie.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento