Dos zarpazos contra el Betis bastan al Atlético para subir a la zona Champions

Los jugadores del Atlético celebran uno de los goles al Betis.
Los jugadores del Atlético celebran uno de los goles al Betis.
EFE

El Atlético de Madrid cerró el 2019 en puestos de Champions League tras lograr un sufrido triunfo ante el Betis en el Benito Villamarín (1-2). El juego de los de Simeone estuvo lejos de ser brillante, pero bastó a los colchoneros, que sentenciaron el encuentro gracias a los goles de Correa y Morata.

Las ocasiones se sucedieron en ambas áreas durante la primera mitad, en la que los postes acapararon el protagonismo. Primero fue Álvaro Morata quien se estrelló contra el palo y, poco después, fue Feddal quien estuvo cerca de romper el empate en favor de los béticos.

En cualquier caso, Morata tuvo la ocasión más clara de toda la primera mitad, en un contragolpe en el que se plantó totalmente solo ante Joel. Eso sí, el portero adivinó la intención del delantero y terminó despejando el balón, de nuevo, a la madera.

El primer gol coincidió con la entrada de Ángel Correa en lugar de Lemar. El argentino presionó una salida del balón de la defensa del Betis, robó el balón y no perdonó en el mano a mano con el portero andaluz.

El ímpetu del equipo local no dio sus frutos por la falta de acierto en los últimos metros, lo contrario de lo que le ocurrió a Morata a cinco minutos del final: empalmó un taconazo a un centro raso de Trippier desde la derecha para sentenciar el encuentro. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento