Álex Márquez se cae en sus primeras vueltas con la Honda de MotoGP

Álex Márquez posa con la Honda de MotoGP durante los test de Cheste.
Álex Márquez posa con la Honda de MotoGP durante los test de Cheste.
HRC

El Circuito Ricardo Tormo de Cheste acoge estos días las últimas pruebas de la temporada 2019 de MotoGP que son, además, las primeras con las monturas que se usarán en 2020. Entre los que ruedan en pista, uno de los más buscados es Álex Márquez.

El campeón del mundo de Moto2 acaba de dar el salto a la categoría reina para formar equipo con su hermano Marc, que también ha ganado el título de este 2019. Los primeros días del pequeño de la familia serán para acostumbrarse a la nueva moto, ya que no sólo es más potente que la que llevaba hasta ahora (990 cc frente a los 765 cc de la Moto2), sino que también requiere adaptarse a un pilotaje ligeramente distinto.

En cualquier caso, para Álex Márquez es un reto apasionante para el que se lleva preparando desde hace mucho tiempo. Siempre a la sombra de su hermano, su intención es quitarse de encima ese peso y demostrar que tiene cualidades por sí mismo.

En su primera mañana después de ser confirmado como corredor del Repsol Honda, Márquez ha posado sonriente en su moto, aún sin los patrocinadores ni los colores oficiales. "¡Gracias por la oportunidad", ha escrito en dedicatoria al que será su nuevo equipo.

El estreno no ha podido ser peor: se ha caído nada más salir a rodar. Más allá del susto y el raspón, no ha tenido mayores consecuencias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento