La emotiva carta de Ricky Rubio sobre la muerte de su madre: "Pasé por una depresión"

  • Tona Vives falleció en mayo de 2016 a causa de un cáncer de pulmón.
  • El MVP del Mundial de baloncesto recuerda cómo vivió aquellos días, cuando él jugaba en los Timberwolves.
Ricky Rubio, durante un encuentro con los medios en Barcelona.
Ricky Rubio, durante un encuentro con los medios en Barcelona.
Alejandro García / EFE

Ricky Rubio escribe en 'The Players tribune' una extensa y personal carta en la que recuerda a su madre, fallecida en mayo de 2016 a causa de un cáncer de pulmón. Tona Vives era un motor esencial en la vida del jugador de Phoenix, que revela que pasó una depresión cuando su madre se marchó.

"Durante la mayor parte del año siguiente a su muerte, vivía enfadado. Culpaba a muchas cosas. Culpaba al baloncesto. Culpaba a las personas a mi alrededor por cómo me sentía. Le eché la culpa a todo. Pasé por una depresión", escribe el jugador.

El MVP del Mundial de este año recuerda su costumbre de llamar a su madre por FaceTime, una aplicación de videollamadas, cada mañana desde Minnesota: "La primera temporada después de su muerte, me despertaba y pensaba en llamarla. Me hizo querer romper mi teléfono. Pero no pude borrar su número. Incluso le envié mensajes de texto a veces. Todavía lo hago. Durante un tiempo, sentí que me estaba volviendo loco, como si estuviera hablando conmigo mismo".

"La primera temporada después de su muerte, me despertaba y pensaba en llamarla. Me hizo querer romper mi teléfono"

Rubio decidió pedir ayuda para lograr salir del pozo en el que se había hundido: "No sabía cómo solucionarlo solo. Aprendí eso cuando finalmente recibí ayuda, cuando fui a hablar con un terapeuta". 

"Empecé a ver el baloncesto de manera diferente. Veía la vida diferente. Nada parecía tan serio como solía ser. Como si simplemente estuviéramos jugando a un juego, y a veces era un alivio salir a jugar y olvidarme de todo", añade.

Al poco de morir su madre, Ricky fue traspasado a los Utah Jazz. El jugador cuenta en la carta que le había prometido a su madre que, pasara lo que pasara con ella, se comprometía a ayudar a otras personas con cáncer. Cuando llegó a Salt Lake City, era la primera vez que los equipos de la NBA podían llevar publicidad en las camisetas, y los Jazz llevaban una de '5 for the fight' (cinco para la lucha), que resultó ser una asociación contra el cáncer. "Todo pasa por una razón", escribe Rubio, quien despide la carta asegurando que ella sigue con él. "Somos un equipo, nos tengo para siempre. Te quiero, mamá", concluye. 

La carta íntegra (en inglés) en la web de 'The Players Tribune'. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento