Son los rivales más complicados. España tuvo suerte en el sorteo de la fase de clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010 y evitó a Inglaterra, que era el rival temido por todos los cabezas de serie. Turquía y Bélgica serán, en principio, los rivales más complicados para el combinado español, que también se cruzará con Bosnia, Armenia y Estonia. «No puede haber confianzas, pero el grupo no parece difícil», afirmó el internacional español Marcos Senna.

- Turquía. El delantero del Villarreal Nihat lidera al combinado turco, temible en su estadio Ali Sami Yen de Estambul. Belozoglu y el brasileño-turco Mehmet Aurelio lideran su centro del campo junto con Altintop, del Bayern. En el Mundial 2002, Turquía terminó en una meritoria tercera posición.

- Bélgica. La selección belga está lejos de aquella que maravilló en 1979 y 1980, pero siempre es un rival a tener en cuenta. Si sus hombres jóvenes, como el sevillista Tom de Nul, Van den Borre, Vermeulen o Axel Witsel, funcionan, habrá que tener cuidado.

- Bosnia. Es el tercer rival más potente y como local puede dar algún susto.  Dzeko, Berberovic y Majic están entre sus hombres más peligrosos.

- Estonia y Armenia. Son las dos cenicientas del grupo y sus opciones de clasificación, prácticamente nulas.

¿Estará Luis Aragonés?

Las fase de clasificación para el Mundial 2010 arrancará después de la Eurocopa de Austria y Suiza, que se disputa el próximo mes de junio. Todo parece indicar que el actual seleccionador, Luis Aragonés, no estará al frente de la roja tras la Eurocopa. Del Bosque, Irureta o Camacho podrían dirigir a España en la fase previa al Mundial de Sudáfrica.