Kiprop domina los 1.500 y Olmedo se queda a las puertas de las medallas

  • Asbel Kiprop ganó la prueba como hiciera en  los JJ OO de Pekín.
  • La de Olmedo es la mejor plaza de un español en una final mundialista de 1.500 desde Sevilla'99.
Olmedo, en una imagen de archivo.
Olmedo, en una imagen de archivo.
ARCHIVO

Asbel Kiprop, campeón olímpico en Pekín'08, se ciñó la doble corona de 1.500 metros y le dio en Daegu a Kenia el primer título de su historia en esta distancia, en una final en la que el español Manuel Olmedo se quedó a las puertas del podio, al acabar cuarto.

Kiprop remató con un poderoso esprint el cambio de ritmo que efectuó a falta de una vuelta junto a su compatriota Silas Kiplagat, y ambos firmaron un doblete autoritario por delante del estadounidense Matthew Centrowitz, que evitó el podio de Olmedo, cuya remontada en la recta final le fue insuficiente para alcanzar la soñada medalla.

En una carrera con ilustres ausencias, lanzada por el neozelandés Nicholas Willis, Kiprop, cuarto en Osaka y Berlín, ejerció de campeón olímpico y se manejó tácticamente perfecto, sin dar opción a sus rivales y a su compatriota Kiplagat, el más rápido del mundo este año.

Kiprop firmó el oro con 3:35.69, Kiplagat la plata con 3:35.91 y Centrowitz, que siempre fue en la parte delantera, el bronce con 3:36.08.

Olmedo, un ochocentista reconvertido al 1.500, tuvo muy cerca el podio, pero su magnífica recta final no le permitió llegar hasta los metales, y quizá de haber partido en el último cambio unos metros adelante podría haberlo conseguido.

Al menos le concedió un cuarto puesto con 3:36.33, la mejor plaza de un español en una final mundialista desde Sevilla'99, cuando Reyes Estevez fue tercero por delante de Fermín Cacho y Andrés Díaz. El pupilo de Enrique Pascual demostró que hoy por hoy es el número uno español en esta emblemática distancia aprovechando la baja por lesión del campeón de Europa, Arturo Casado

El español precedió en la meta a los marroquíes Abdalaati Iguider (3:36.56) y Mohamed Moustaoui (3:36.80), el venezolano Eduar Villanueva consiguió una magnífica octava plaza (3:37.31) y el francés Mehdi Baala no pudo en esta ocasión remontar desde el sótano del grupo lo suficiente y concluyó en un más que discreto noveno lugar con 3:37.46.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento