¡Ya están ahí!

En unas semanas nos encontraremos inmersos, de lleno, en  la fiesta más grande y popular de Valencia, las Fallas. Por el momento ya florecen los trajes regionales en las calles de la  ciudad, en noches de mágica proclamación de sus falleras mayores.

Sí usted quiere lucir vestimenta típica valenciana, ya puede darse prisa para hacer su encargo que justo le vendrá. Los talleres de indumentaria están saturados, les llegan  los pedidos – todos con prisa - de nuevos vestidos o reforma de anteriores, desde hace años se viene estudiando con rigor  la más fiel tradición en los atuendos que ha culminado en unas verdaderas obras de arte.

Las comisiones  cierran sus presupuestos y los falleros, esos seres olvidados que intentan cada ejercicio llegar a quemar su falla sin deudas ni beneficios, que es el estado perfecto de una comisión fallera, se afanan con entusiasmo en  ultimar acuerdos y buscar la forma de ofrecer lo mejor a su barriada, en las fiestas Josefinas. ¡Adelante!