Versión impresa

Así es el refugio de la Guerra Civil que la fábrica valenciana Bombas Gens esconde en su interior

Refugio antiaéreo hallado en Bombas Gens
Interior del refugio antiaéreo subterráneo hallado en Bombas Gens, con recomendaciones de uso e higiénicas escritas en las paredes, como por ejemplo no fumar, no escupir o no tirar inmundicias. (DANIEL RUEDA)
  • Es uno de los pocos ejemplos de refugio fabril que quedan en Valencia.
  • La factoría sufrió múltiples bombardeos tras ser incautada para fabricar armamento durante el conflicto bélico de 1936-1939.
  • Algunos de los proyectiles encontrados durante la rehabilitación han tenido que ser retirados por los Tedax.

La antigua fábrica de Bombas Gens, en Valencia, continúa ofreciendo nuevos capítulos sobre su historia. El último de ellos conecta la antigua fábrica con la Guerra Civil, al encontrarse durante las obras de rehabilitación un refugio antiaéreo construido probablemente en 1938, aunque no se conoce su expediente.

Se trata de un refugio de tipología fabril, construido con una estructura de hormigón armado que posee una sala principal para el alojamiento de los trabajadores de la fábrica. Una estancia de 21,64 m2 y 2,78 metros de altura que cuenta con dos accesos: desde el patio y desde el interior de una de las naves.

"El diseño original de este refugio hacía que las personas que se alojaban en él pudieran recibir daños si caía una bomba, tanto a causa de su onda expansiva como de la metralla. Es por esto que se construyó, a modo de escudo, un gran pilar de hormigón de sección octogonal. A su vez, también encontramos en las paredes rozas que nos hacen pensar que allí se colocaba una puerta o placa metálica que contribuía a reforzar la labor defensiva del pilar", expone Paloma Berrocal, arqueóloga del proyecto.

El interior de la estancia no dispone de bancos corridos de obra, habituales en otros refugios conocidos de la ciudad. Sin embargo, sí que se conservan otros elementos característicos de este tipo de construcciones, tales como los letreros con mensajes dirigidos a los ocupantes del refugio. En ellos se dan una serie de recomendaciones de uso e higiénicas como por ejemplo no fumar, no escupir o no tirar inmundicias.

Han sobrevivido también al paso del tiempo el zócalo original de pintura, los tubos de cerámica que actuaban como respiraderos, la roza por donde iba el cableado de la luz y algunos soportes de madera de las bombillas. "Nos encontramos ante un refugio de especial valor, puesto que es uno de los pocos ejemplos que queda en la ciudad de tipología fabril. Destaca además su excelente estado de conservación", explica Berrocal.

Los testimonios orales que han llegado a nuestros días relatan que el refugio se construyó por el elevado número de ataques aéreos que sufría la fábrica, después de ser incautada por el bando republicano para fabricar bombas de mortero. Así lo recuerda Jesús Latorre, hijo del gerente de Bombas Gens: "Los dueños se exiliaron y a mi padre le pusieron por encima un comisario político y le obligaron a fabricar armamento. Lo recuerdo perfectamente porque viví en la villa hasta que me casé. La fábrica, dedicada hasta entonces a la elaboración de bombas hidráulicas, estaba preparada para fundir metales y eso le venía muy bien a la industria armamentística. Y por eso nos bombardeaban constantemente desde el ejército contrario; lo que pasa es que habitualmente se confundían con el Huerto de la Estrella, que estaba próximo y tenía características similares".

La antigua fábrica todavía conserva vestigios de esta intensa actividad bélica. El pasado verano, las obras que se están realizando en el edificio desenterraron la carcasa vacía de una granada, y seis proyectiles que tuvieron que ser retirados y explosionados de manera controlada por los Tedax.

Este hallazgo de nuestro pasado más reciente añade más valor patrimonial si cabe a uno de los edificios más emblemáticos del art déco en Valencia. Al igual que la también recuperada bodega medieval, se prevé que el refugio sea visitable.

El proyecto

Bombas Gens será la sede de la Fundació Per Amor a l’Art. El proyecto contempla la creación de un centro de arte moderno y contemporáneo dirigido por Nuria Enguita que ocupará las cinco naves principales. Además, se levantará un edificio con una estructura integrada en el conjunto que comprenderá un centro de día de apoyo convivencial para niños y niñas del barrio de entre 6 y 16 años en riesgo de exclusión social, y el Centro de Coordinación del Equipo Wilson, dedicado a la investigación y divulgación de la Enfermedad de Wilson.

La Fundació

La impulsora de esta iniciativa es la Fundació Per Amor a l’Art. Una entidad dedicada al arte (busca desarrollar la sensibilidad artística en la sociedad poniendo la colección Per Amor a l’Art a su alcance), la investigación (estudia y divulga aspectos relacionados con la enfermedad de Wilson y otras enfermedades raras) y la ayuda social (atiende a los más necesitados, principalmente niños en situación de vulnerabilidad). Se prevé que, tras obtener las autorizaciones pertinentes, la Fundació establezca su sede en Bombas Gens en la primavera del 2017 y desarrolle allí su triple actividad.

Consulta aquí más noticias de Valencia.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/2935694/0/refugio-guerra-civil-bombas-gens-valencia/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios