Valentía, por favor

Hay dos asuntos que dan mucho de qué hablar en Murcia: la gripe A y la ley antitabaco. El primero asusta más -habrá que analizar por qué otro día- pero quizás sea igual de relevante el segundo para evitar problemas graves de salud y ahorrar parte del dinero que se invierte en tratarlos. Cuando entró en vigor la ley antitabaco se esperaban unos resultados que no se han cumplido: el número de personas que han abandonado el hábito de fumar no es el esperado. Y ahora nuestros gobernadores se plantean la prohibición de fumar en cualquier lugar público. Creo que otra vez llegamos tarde. A la hora de gobernar no podemos ser cobardes y menos cuando los expertos ya demandaron hace años esa medida, convencidos de que hubiera sido la más acertada. Ahora que idolatramos tanto a Obama posiblemente sean capaces de ponerlo en práctica porque en Estados Unidos hace mucho tiempo que se aplica. ¡Una muestra de valentía, por favor!