Fumando espero el piso...

En el presente año el sector inmobiliario y de la construcción, pasará por su peor momento en España, según los expertos no comienza el nuevo año con indicadores que muestren una mejora. La baja de los tipos de interés es la única noticia positiva, si bien tampoco servirá para activar la demanda, debido al aumento de las primas de riesgo que aplican los bancos. Por desgracia no todo acaba aquí, pues se especula sobre que la morosidad subirá sensiblemente y  los financieros coinciden en afirmar que habrá una oleada de impagos. Los concursos de acreedores seguirán estando a la orden del día y todo  apunta a una bajada en los precios de los pisos.

Ante este panorama el público comprador decide esperar e incluso algunas parejas, hoy día prefieren un alquiler, mientras entonan "Fumando espero, el piso que yo quiero..." más acorde a sus pretensiones y bolsillo.

El año 2009 alcanzara la mayor cifra de viviendas sin vender, puede superar un millón de inmuebles.