Mejor para Cáritas

La plataforma en favor del juez Ferrín Calamita ya ha reunido 24.000 euros para ayudar al magistrado a pagar las costas del juicio y la indemnización a una madre a la que retrasó la adopción de su hija, por ser lesbiana. Yo no entiendo esa buena voluntad. ¿Qué es lo que apoyan? ¿A un juez que no supo apagar a tiempo el incienso y la vela antes de ponerse la toga? ¿A un magistrado que ha sido inhabilitado dos años por un tribunal de Justicia? Quieren manifestarse contra el derecho de los homosexuales a la adopción. Y me sorprende que lo hagan cuando tenemos el caso de la pequeña Alba, que se quedará en silla de ruedas de por vida porque su padrastro, heterosexual, le daba unas palizas brutales. O la niña muerta en Fortuna porque la pareja heterosexual de su madre la violaba continuamente; o la pareja que ha sido detenida en Madrid por abandonar a su bebé, muerto, en un contenedor de basura. Por casos como estos no creo que los niños adoptados por homosexuales sean cobayas humanas. ¿Cuántos heterosexuales le han pegado una patada al armario, han acabado con su matrimonio y han abandonado a sus hijos por alguien de su mismo sexo? Me faltan pelos en la cabeza para contarlos. Esos 24.000 € que darán a Ferrín Calamita, le hacen más falta a Cáritas.