‘Piove, porco Governo’

El sábado escuché en la radio los gritos desesperados de vecinos de La Marina, que arremetían contra los responsables de la falta de limpieza del río Girona, cuyas aguas les han destrozado la casa. El Gobierno salió raudo a contar cuántos millones de euros se había gastado en la limpieza del río en los últimos tres años (¿por qué no los últimos tres meses, o seis?). Urge una investigación, igual que un análisis independiente sobre la implicación del urbanismo que campa por nuestra costa en el desastre que acabamos de vivir. Tan obvio es que la culpa de que haya inundaciones cuando caen más de 400 litros de agua por metro cuadrado es de la lluvia como que no es la primera vez ni será la última que cae la que ha caído. E igual que en la pantanada de Tous la autopista hizo de dique y multiplicó los destrozos, ahora, en Calpe por ejemplo, el paseo marítimo es una perfecta muralla que evita que el agua encuentre una salida al mar, con lo que el pueblo se inunda. ¿Harán algo los gobiernos antes de la próxima gota fría o lo considerarán gajes del urbanismo?