En vez de TV3, trasvase

A resultas de la entrevista a Zapatero, algunos comentaristas políticos se han puesto a discutir sobre qué temas son los que interesan a la gente llamada «normal». Pues bien, supongo yo que la pelea partidista desatada por la negativa de la Generalitat a permitir que TV3 emita en el territorio valenciano no se incluye en dicha categoría.

Pero, como no hay mal que por bien no venga, no estaría de más que Camps aprovechara que en Cataluña no duermen rumiando la afrenta, para pedir agua del Ebro, esa que un año más hemos visto impotentes verter al mar. Porque pedir reciprocidad para Canal 9, o que nos llamen «Comunidad» y no «País», está bien, y es pertinente, pero no creo que importe a nadie.

Todo lo contrario que exigir que los recursos hídricos no se tiren por el sumidero de la demagogia del agravio territorial. Si para los catalanes es tan importante que se emita una señal que casi nadie ve, aprovechemos para exigirles un agua que todos vamos a necesitar, y si no, que se metan su tele donde les quepa.