A ver quién lo aguanta

Y a está. Empieza la cuenta atrás para el 27 de mayo, cuando elegiremos a quienes gobernarán los ayuntamientos en los próximos cuatro años. Faltan más de dos meses y el bombardeo de propaganda empieza a emerger como de un largo silencio. Durante este tiempo, vamos a escuchar atónitos cómo se anuncia la construcción imparable de viviendas. Más que después de la destrucción de Roma.

«¿Pero, caben tantos pisos en Bilbao, Algorta, Erandio...?», nos preguntaremos. Y qué decir de las carreteras y autopistas. Podría brotar petróleo de alguna de las infinitas perforaciones que rodean la ciudad y los pueblos con ese ruido atronador que precipita lo peor del ser humano. Tampoco faltan los planes de educación y el anuncio de subida de pensiones, eso sí, para 2008. De todo hay en este mercado persa preelectoral. De ahora en adelante, filtre todo lo que lea y escuche en los medios de comunicación. Es un escaparate electoral. A fin de cuentas, ellos sólo quieren su voto. Pero, usted puede terminar como un boxeador noqueado en la lona.