Si yo fuera rico

Sinopsis

Santi está en uno de los peores momentos de su vida, sin un duro y con el divorcio de Maite a punto de concretarse. Su suerte cambia cuando le tocan 25 millones de euros en la lotería. Sin embargo, al encontrarse en régimen de gananciales con su todavía esposa, no puede contárselo a nadie hasta que la separación sea oficial para no tener que compartir el premio con ella. De este modo, tendrá que hacer malabares para ocultar su nueva vida de lujo y excesos a su futura ex y al resto de su entorno.

Si te tocara la lotería ¿te callarías o se lo contarías a todo el mundo? Esta pregunta que cualquiera se ha planteado en algún momento de su vida sirve como motor de la nueva película del ganador del Goya Álvaro Fernández Armero (Las ovejas no pierden el tren). Con la intención de evitar los lugares comunes de la comedia patria, Si yo fuera rico combina enredos, amistad y romance para contar los delirantes esfuerzos de un hombre, cuya mala suerte da un giro radical al ganar un premio de 25 millones de euros, para evitar que su mujer se entere antes de su inminente divorcio y, de esta forma, no tener que repartir las ganancias. A pesar de todo, la turbulenta historia de amor entre los protagonistas, interpretados por Álex García (Litus ) y Alexandra Jiménez (Superlópez), es el verdadero núcleo de una historia llena de humor y acción. Junto al resto del reparto, formado por, entre otros, Jordi Sánchez (Bajo el mismo techo), Adrián Lastra (Toc Toc) o Paula Echevarría (El crack cero), los impresionantes paisajes de Asturias se convierten en un personaje más de un film que transcurre En la ciudad de Gijón, entorno familiar donde un secreto como este será muy difícil de ocultar.