Ártico

Sinopsis

Con el tiempo, un hombre que ha quedado atrapado en medio del Ártico ha aprendido a sobrevivir a 70º bajo cero, a luchar contra las tormentas y los osos polares y a encontrar comida. Ahora, el tan ansiado rescate está a punto de producirse, pero un trágico accidente hará que pierda su gran oportunidad. Entonces, tendrá que decidir si permanece ahí, en un campamento al que ha conseguido dotar de una relativa seguridad, o busca la salvación en un peligroso viaje a través de territorio inexplorado.

Aclamada a su paso por el festival de Cannes, Ártico es un drama de supervivencia que contagia la sensación de soledad y peligro al que se enfrenta su único protagonista, un piloto que, tras un accidente de avión, se convierte en un punto minúsculo en medio del vasto desierto blanco del Polo Norte. En su ópera prima, Joe Penna desafía las convenciones del género en un relato crudo y minimalista dominado por el espíritu luchador y de resistencia de un hombre. La idea de inmediatez domina toda la película, pues a lo largo del metraje no hay un flashback u objeto personal que arroje luz sobre la vida anterior del personaje principal, cuyo carácter sólo queda definido por las decisiones que toma en cada momento. En su lugar, la cinta se apoya en el poder del inhóspito paisaje helado y la visceral interpretación, sin apenas diálogos, de Mads Mikkelsen (Rogue One: Una historia de Star Wars) para provocar una experiencia inmersiva donde el riesgo es palpable y los espectadores, que terminan sumándose al coraje de este náufrago a 70º bajo cero, se plantean en todo momento qué harían en una situación similar.