Dantza

Sinopsis

Tras la tormenta, se reanuda una nueva jornada de trabajo en el campo. Los frutos brotan, crecen y maduran y así se produce el milagro de la vida. Tras la manzana llega la sidra y la hora de celebrar la cosecha, brindar y festejar el amor. El ciclo de la vida se repite entre constantes luchas por la supervivencia y se convierte en el reloj de la naturaleza, que marca el tiempo de la existencia y una rutina diaria que se expresa desde épocas ancestrales a través de la danza, la música y el ritmo.

A caballo entre el documental, el musical y el cine experimental, Telmo Esnal (Urte berri on, amona!) dirige su segundo y perseguido largometraje, una experiencia para los sentidos que transporta al espectador hasta el núcleo primigenio de la existencia. Bailarín profesional, Esnal cuenta en Dantza (proyecto que ha necesitado 7 años de arduo trabajo para ver la luz) una historia sobre el ciclo de la vida, la naturaleza, la siembra y la cosecha donde no hay diálogos, y las danzas tradicionales vascas, con su ancestral y universal simbología, son las encargadas de desarrollar el argumento. El resultado es una película hipnótica y de gran belleza que se apoya en espectaculares bailes y un diseño de producción, maquillaje, vestuario, música y fotografía que proporciona un acabado visual impresionante. Detrás del film se encuentran 40 años de investigación e hipótesis del folclorista y coreógrafo Juan Antonio Urbeltz que dan sentido a este canto poético a la tierra, sus gentes, mitos y costumbres. 250 dantzaris de 15 compañías diferentes, de entre 8 y 82 años, se convierten en los grandes protagonistas de la cinta, rodada en hermosos paisajes de Euskadi y Navarra.