Dogman

Sinopsis

En un barrio a las afueras de Roma, Marcello reparte su día a día entre su trabajo en una humilde peluquería para perros y su hija Alida. Lo único que perturba su tranquilidad es Simoncino, un ex boxeador, criminal y adicto a la cocaína que tiene aterrorizado a todo el vecindario y que, habitualmente, entra en el establecimiento de Marcello para humillarlo. Harto de esta situación, y decidido a recuperar la dignidad perdida, este hombre planeará una sádica venganza de consecuencias inesperadas.

Diez años después de Gomorra, Matteo Garrone (El cuento de los cuentos) vuelve a adentrarse en los suburbios italianos, territorio hostil donde gobierna la ley del más fuerte, para contar una historia real tan increíble como sobrecogedora. En 1988, el dueño de una peluquería canina de un barrio de la periferia de Roma, harto de las humillaciones y vejaciones de un ex boxeador y criminal, decidió engañarlo para encerrarlo en una de las jaulas que tenía para los perros, torturarlo y mutilarlo durante horas hasta causarle la muerte. Este macabro caso es llevado a la gran pantalla por Garrone, que añade importantes dosis de ficción y compone un relato que, más allá de la arquetípica historia de venganza o de débiles que se rebelan contra la opresión, habla sobre las consecuencias de las decisiones que se toman y de cómo éstas revelan la diferencia latente entre quiénes somos y quiénes creemos que somos. Con vocación ética, pero no moralista, Dogman convierte a Marcello Fonte (La mafia sólo mata en verano) en un hombre normal que, acorralado por la bestia, interpretada por Edoardo Pesce (Fortunata), se transforma en un sádico justiciero. Completan el reparto de este film brutal y violento, pero no exento de humor, Nunzia Schiano (Bienvenidos al sur) y Adamo Dionisi (Suburra), entre otros.