Playground

Sinopsis

Es el último día de colegio en una pequeña localidad polaca. Este esperado momento lo es especialmente para Gabrysia, una chica de 12 años, que también ve en él la oportunidad perfecta para decirle a su compañero de clase que le gusta. Todo está preparado, y Gabrysia consigue convencer al chico de que se presente a su cita secreta. Sin embargo, lo que en un principio iba a ser un encuentro secreto y una charla íntima e inocente, se descontrolará y terminará en un impactante y terrorífico suceso.

El cortometrajista y documentalista Bartosz M. Kowalski (Moja wola) debuta como director de un largometraje de ficción con Playground, una película de tremenda dureza que desató la polémica durante su proyección en el Festival de San Sebastián 2016. En la cinta, Kowalski se inspira en un macabro caso real que sucedió en los 90, el de dos niños que mataron a otro de 3 años por razones que nunca se llegaron a descubrir. Con esta historia terrible como germen, el realizador compone un drama, filmado a modo de ficción documental, en el que a base de sugerencias e insinuaciones reflexiona sobre las causas que motivan la violencia en los jóvenes o la psicopatía infantil. Cargado de crítica social sobre los peligros de las nuevas tecnologías, no exenta de dosis de sensacionalismo, el film obliga al espectador a mirar desde la distancia y a sentirse incómodo y horrorizado ante un acontecimiento que es plasmado en la pantalla con una autenticidad que impacta. A ello contribuye la elección de un elenco de actores primerizos en su totalidad, entre los que destacan sus protagonistas Michalina Swistun, Nicolas Przygoda y Przemyslaw Balinski.