Julieta

Sinopsis

Para Julieta, sus mejores años pasaron en los ochenta. Hoy en día, su vida es muy diferente, y Julieta debe sobrevivir al borde de la locura a unos años aciagos, en los que sufre la pérdida de Xoan, su marido, su gran amor, y el padre de su hija Antía. El dolor, que debería haberlas unido a las dos, ha terminado por separarlas definitivamente. Cuando Antía cumpla 18 años y abandone su casa sin dar ninguna explicación, Julietala buscará desesperadamente, y descubrirá que sabe muy poco de ella.

Para su vigésima película como director, Pedro Almodóvar (Los amantes pasajeros) regresa a su terreno predilecto: el melodrama, y crea un nuevo universo de poderosos personajes femeninos en Julieta. También vuelve a explorar, como ya hiciera en anteriores ocasiones, la figura materna, en este caso desde la perspectiva de la lucha de una madre por sobrevivir a la incertidumbre causada por un acontecimiento trágico. Asimismo, el ganador de un Oscar y tres premios Goya aborda en esta intensa y emotiva historia temas como el destino, la culpabilidad y el misterio que lleva a las personas a abandonar y alejarse de aquellos que más quieren.

La nominada a un Goya Adriana Ugarte (Palmeras en la nieve) y la ganadora de un busto del pintor aragonés Emma Suárez (Novatos) interpretan a Julieta en dos etapas muy distintas de su vida. Por su parte, Priscilla Delgado (El mal que hacen los hombres) y la joven Blanca Parés (Pasíon criminal) dan vida a Antía a lo largo de los años. Junto a ellas, Almodóvar recluta un grupo de actrices femeninas de primer orden, formado por las nominadas al Goya Michelle Jenner (Tenemos que hablar), Inma Cuesta (La novia ), Nathalie Poza (Todas las mujeres) y Rossy de Palma (Anacleto: Agente secreto), una de sus actrices fetiche. Darío Grandinetti (Relatos salvajes), otro de los habituales en el cine del director manchego, y Daniel Grao (La mula) lideran la representación masculina.