Estación del olvido

Estación del olvido

Sinopsis

Domingo es un viejo marinero que vive en una residencia para la tercera edad. Intenta afrontar su vejez lo mejor que puede, consciente de que su tiempo se agota, pero su perspectiva cambia cuando conoce a Pau, un joven que cumple sentencia con trabajos sociales. A pesar de la diferencia de edad, Domingo y Pau se convierten en amigos y compañeros. Con la ayuda del chico y de Clara, la nieta de Domingo, el anciano decide escapar para cumplir un sueño: contemplar la belleza dEl mar por última vez.

Tras la polémica "Diario de una ninfómana", el catalán Christian Molina reflexiona sobre la vejez en "Estación del olvido", una película rodada en Cadaqués que ha co-dirigido junto a la debutante Sandra Serna. La historia cruza los destinos de un antiguo marinero confinado en una residencia geriátrica y un joven obligado a realizar trabajos sociales. Sus perspectivas sobre la vida, sus recuerdos e, incluso, sus ilusiones, se van uniendo en clave de drama. Resulta también muy interesante ver cuál es la postura de la familia del anciano, entre la hipocresía, el olvido y la falta de comunicación.

Los personajes, y lógicamente los actores, son la base fundamental del filme. El veterano Fermí Reixach (El Coronel Macià) comparte confidencias con Nilo Mur (Héctor). La nieta de uno y amor de otro es Katia Klein, actriz ocasional de la serie catalana "El cor de la ciutat". Además, intervienen Francesc Garrido (25 Kilates) y Belén Fabra, que repite a las órdenes de Molina tras "Diario de una ninfómana". "La Estación del olvido" ha participado en numerosos festivales internacionales, incluida la Seminci.