Un chihuahua en Beverly Hills

Un chihuahua en Beverly Hills

Sinopsis

Chloe es una chihuahua acostumbrada a la buena vida: luce joyas, está a la última en la moda canina y disfruta de los lujos típicos de Beverly Hills. Su admirador, otro chihuahua llamado Papi, hace todo lo posible para que se fije en él, pero nunca lo consigue. Cuando Chloe se pierde en México, Papi se propone encontrarla junto a un equipo formado por perros, humanos, una rata y una iguana. Sin embargo, Chloe no estará sola: contará con la ayuda de un pastor alemán que conoce la vida callejera.

La factoría Disney vuelve a centrarse en los animales para su nueva propuesta, pero no en forma de dibujos animados, sino mezclando la acción real y los efectos con ordenador. "Un chihuahua en Beverly Hills" es una divertida comedia para toda la familia que sigue las aventuras de una perrita de buen vivir que intenta volver a casa después de perderse en México. La película enaltece valores positivos como la amistad y el compañerismo, al mismo tiempo que lanza la moraleja de que hay que tratar de ser fieles a nuestra identidad. En la dirección se encuentra un auténtico especialista en el género, Raja Gosnell, creador de las dos entregas en acción real de "Scooby Doo".

Para el rodaje de "Un chihuahua en Beverly Hills" se ha contado con más de 200 perros de diferentes razas, algunos especialistas en Hollywood y otros salidos de refugios. Todos ellos lucen diversas apariencias para dar vida a sus personajes, aunque en el caso de la rata y la iguana sus movimientos son totalmente virtuales. Entre los actores que comparten protagonismo con los canes destacan Jamie Lee Curtis, a la que no veíamos en el cine familiar desde "Ponte en mi lugar", y Piper Perabo (El Bar Coyote). En la versión original se oyen las "voces perrunas" de Drew Barrymore, Andy Garcia y Plácido Domingo.