Asfixia

Sinopsis

Mientras intenta recuperarse de su adicción al sexo, Victor Mancini trabaja como actor en un parque temático. Su madre está ingresada en un hospital privado y, para afrontar el caro tratamiento, dedica su tiempo libre a timar a la gente fingiendo que se ahoga en restaurantes de lujo para recibir compensaciones económicas. Con la ayuda de Denny, un compañero de adicciones, y la joven doctora de su madre, Victor empezará a encontrar respuestas a su vida, incluida cuál es la identidad de su padre.

Después de escribir "El club de la lucha", el escritor norteamericano Chuck Palahniuk dibujó un satírico retrato de la América contemporánea sobre los problemas del sexo, el trabajo y la identidad personal, bajo el título de "Asfixia". La historia era lo suficientemente cinematográfica, así que sólo faltó el proyecto de un cineasta como Clark Gregg para llevarla a la gran pantalla. Gregg es más conocido como director y actor teatral, pero su buen hacer en el guión de "Lo que la verdad esconde" sirvió para convencer a los productores.

Uno de los grandes retos (y a la postre alicientes) de la película es su reparto. Los extravagantes personajes de "Asfixia" requirieron actores capaces de sacar su vena más irónica y crítica. El encargado de dar vida a Victor Mancini es Sam Rockwell (El asesinato de Jesse James), mientras que su demente madre lleva el sello de Anjelica Huston (Viaje a Darjeeling). Junto a ellos, Kelly MacDonald (No es país para viejos), Brad William Henke (Alterado) y el jovencísimo Jonah Bobo (Zathura, una aventura espacial), que pone rostro a la infancia de Victor.