Troya

Sinopsis

No sólo el poder, el honor o la gloria han llevado a los hombres a la guerra. El amor...también. Estamos en la antigua Grecia. Paris (Orlando Bloom), príncipe de Troya, se ha enamorado de Helena (Diane Kruger), reina de Esparta y esposa del rey Menelao (Brendan Gleeson). Y el joven decide raptarla y llevarla con él a Troya, una decisión que enfurece a Menelao, quien se siente insultado por tamaña afrenta. Así, el rey de Esparta pide ayuda a su hermano Agamenón (Brian Cox), rey de Micenas, para que reúna a todas las grandes tribus de Grecia, y poder así rescatar a la joven Helena y restituir el honor de Menelao. Aunque uno de los motivos por los que Agamenón acepta ayudar a su hermano es que, conquistando Troya, se asegura el control absoluto del mar Egeo. Pero los troyanos, bajo el mando del rey Príamo (Peter O´Toole) y el liderazgo militar de su hijo, el poderoso príncipe Héctor (Eric Bana), no se lo van a poner nada fácil. Ellos serán los responsables de hacer que los muros de la ciudad resistan las duras embestidas del ejército griego. De hecho, Troya es como una fortaleza que ningún ejército ha sido capaz de penetrar a lo largo de su historia. Ahora bien, eso no va a ser ningún obstáculo para el único hombre capaz de tener el valor suficiente de conseguir aquello que parece imposible: Aquiles (Brad Pitt). Se trata del guerrero más grande, el más valeroso, arrogante, invencible y rebelde, un hombre que sólo es leal a sí mismo y que pretende conseguir la gloria y la fama a cualquier precio. Por eso decide ponerseal servicio del ejército de Agamenón.