Sin motivo aparente

Sin motivo aparente

Sinopsis

Jack Friar (Samuel L. Jackson), es un policía cansado que quiere tomarse un respiro, unas merecidas vacaciones después de que la vida estresante de la comisaría le haya cambiado hasta el carácter. Lo que quiere Jack es dedicarse a su verdadera pasión, tocar el violonchelo. Pero antes de dedicarse a una vida de tranquilidad, acepta realizar un último favor: buscar a la hija de su vecina y a su novio fugados. Jack sólo cuenta con una foto de ambos y el nombre de una calle hacia donde se dirige. Por causas ajenas al policía, más bien al fastidioso destino, o a la mala suerte, nuestro protagonista es objeto de un asalto y secuestro más relacionado con su búsqueda de lo que en un principio pueda parecer. Una banda de lunáticos, encabezados por los pirados Hoop (Doug Hutchinson) y Tyron (Stellan Skarsgard), tienen a Jack como rehén mientras planean robar un banco sirviéndose de métodos de alta tecnología. Diez millones de dólares están en juego y estos chicos no se andan con tonterías. Mientras el atraco tiene lugar, Jack es cuidado por Erin (Milla Jovovich), la novia de Tyrone. Erin, además de muy atractiva, es una chica lista y manipuladora, por lo que no sabemos si el acercamiento entre el secuestrado y la cuidadora es real o fingido. Lo que está claro es que hay una atracción mutua que ninguno de ellos está dispuesto a esconder. De todas formas no hay que olvidar que hay todo un grupo de bandidos que les acechan y un robo a un banco que se complicará más de lo esperado.