Facultad de fumadores

Después de la tormenta, siempre llega la calma. Compañeros fumadores, me congratulo en poder decir que ya no se nos acosa ni tenemos que escondernos.
En mi Facultad (Ingeniería Técnica Industrial), podemos fumar en los pasillos con total libertad y sin miedo a las temidas multas que nos tenían acobardados a principios de año.
Los no fumadores nos entienden y nos respetan, y el que tiene asma o se siente incómodo con el humo se levanta de su banco y se va a otro sitio. Así es como debe ser, a ver si toman ejemplo en todas las facultades. María Hernández Delgado. 21 años.